Preocupación en el Gobierno por demora en obra eléctrica

LA APE LE PIDIO INFORMACION A CAMMESA

La Administración Provincial de Energía elevó la semana pasada una nota formal a Cammesa pidiendo detalles sobre el estado de la obra de recambio del transformador de 150 MW de la Estación Transformadora de Macachín por uno de 300 MW. Así lo reveló ayer el titular del organismo, Marcos Gonzalo, quien aseguró que esperaban que la obra estuviera finalizada para abril o mayo, pero está demorada.
Ayer, este diario publicó un artículo del columnista Juan José Reyes, que siembra dudas respecto a que la obra pueda estar finalizada para el próximo verano, es decir, a tiempo para la temporada en que se registran los picos de consumo de energía. Según el artículo, una orden del propio ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, dispuso la paralización de la obra que tenía un 50 por ciento de avance en la parte civil pero estaba sin comenzar en el aspecto electromecánico.

Cortes rotativos.
Gonzalo aseguró que no tienen ninguna constancia formal respecto a que Energía haya dispuesto frenar la obra. Afirmó en cambio que están “esperanzados” en que esté concluida antes de fin de año. “No me consta a mí, de momento, si bien he enviado una nota oficial solicitando información sobre el estado de la obra, que Aranguren la haya paralizado”, afirmó el funcionario.
La ampliación de la capacidad de la estación transformadora que el sistema eléctrico nacional tiene en Macachín es fundamental para que La Pampa no tenga problemas en el suministro eléctrico en las jornadas de calor intenso, cuando se producen los picos de consumo energético.
Marcos Gonzalo recordó que en la pasada temporada estival, aunque en un período muy breve y por una situación puntual, Cammesa pidió a la APE que realizara cortes rotativos de energía por localidades para paliar las dificultades que el transformador de 150 MW tenía para hacer frente a la demanda. “Si no está terminada la obra puede ocurrir lo mismo este verano, pero lo que ocurrió este año fue muy puntual y por corto tiempo. Si, en cambio, la obra se concluye antes de los picos de consumo, no deberíamos tener problemas”, explicó.

Licitación.
En abril de 2016, el ministro Aranguren abrió la licitación 27834/15 del Fideicomiso de Administración de Obras de Transformación para el Abastecimiento Eléctrico, ampliando la capacidad de la Estación Transformadora de Macachín 500/132/32 kW. Transener monitoreó y la adjudicó (Circular 115/16) a la UTE ganadora Lubrisider-Kioshi. La obra civil y el montaje electromecánico se valuó en 24,75 millones de pesos y 1,8 millones de dólares.
LA ARENA publicó en su edición de ayer que la devaluación, la inflación y el actual ajuste paralizaron esa obra que tiene como fin duplicar la potencia instalada en la subestación de rebaje. La inauguración estaba prevista para marzo de 2018, pero la contratista no colocó aún el transformador que no arribó a destino y la obra civil está al 50%.
“El estreno definitivo se pasó para septiembre, después diciembre y ahora con fortuna antes de las elecciones de 2019. La orden habría sido impartida a la Compañía de Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión (Transener y Transba), líderes del servicio público de transporte de energía eléctrica en extra alta tensión que opera una red de 14.300 kilómetros”, se informó en el artículo publicado en la víspera.
La estación transformadora Macachín es la que suministra una gran parte del consumo energético pampeano, pero su transformador de 150 MW resulta insuficiente para abastecer los picos de consumo que se registran durante el verano, tanto a nivel domiciliario y comercial, como industrial.