Presentan ley de boleto estudiantil

GRATUIDAD PARA VIAJES DENTRO DE LA PROVINCIA

La Juventud Radical de La Pampa y Franja Morada presentaron ayer en Diputados una ley que propone la creación del boleto estudiantil gratuito y universal para la provincia, lo que demandará unos 20 millones de pesos anuales aportados por el gobierno provincial en 2019.
La propuesta pretende subsidiar la totalidad del boleto de ida y vuelta de los estudiantes desde las localidades del interior a Santa Rosa y General Pico, al menos una vez por mes, y beneficia a estudiantes de la Universidad y también aquellos que asisten a institutos terciarios que “complementan” la oferta académica.
“Nuestra idea es, en un momento álgido de la economía, darle una herramienta a los pampeanos que estudian en Santa Rosa y General Pico, donde tenemos la UNLPam e institutos de nivel superior y terciario, para que puedan acceder a un boleto subsidiado al 100 por ciento por el gobierno provincial”, dijo Ignacio Ustarroz, presidente de la JR.
El proyecto fue presentado en la Sala del Pensamiento de la Legislatura, en conferencia de prensa, donde también estuvieron Cristian Gette, vicepresidente de la JR, y Agustina García, de Franja Morada, acompañados por los diputados Martín Berhongaray, Fernando Perelló, Abel Sabarots, Luis Solana, Marcela Coli y Patricia Testa.
Actualmente, en Pico y Santa Rosa está vigente el boleto gratuito para transporte urbano y ahora se pretende llevar el beneficio a toda la provincia, en el transporte interurbano. El proyecto ya fue presentado en 2014, pero no se trató en el ámbito legislativo. “Esperamos que ahora se debata y se apruebe”, destacó Ustarróz.
“Tanto Pico como Santa Rosa hacen esfuerzos presupuestarios notables para garantizar este derecho (en la ciudad) y este proyecto representa una versión realizable y coherente, a la altura de la realidad presupuestaria de la provincia para implementarse”, agregó el director de Ambiente del municipio santarroseño.

Los números.
El vicepresidente de la JR, Cristian Gette, dijo que el boleto estudiantil tendría para este año un costo promedio por pasaje de 170 pesos al año -y 250 pesos si se toma la inflación del 50 por ciento para 2019-, considerando los costos de pasajes, basados en estudiantes regulares de La Pampa que son del interior y estudian en Pico y Santa Rosa.
Considerando que son 4 mil jóvenes del interior los que estudian en aquellas dos principales ciudades, dándoles un pasaje de ida y vuelta a cada uno, el beneficio este año por ejemplo demandaría un costo de 1.300.000 pesos y el año que viene llegaría a 2 millones.
“El costo de vida de un estudiante ronda los 15 mil pesos y eso trasladado a que todo ese dinero se quede en la provincia, en el año el gobierno pampeano recaudaría 21 millones de pesos en Ingresos Brutos. Es decir que esos estudiantes al gastar el dinero en La Pampa y no afuera, prácticamente autofinanciarían el boleto estudiantil”, añadió.
Afirmaron que el costo del boleto gratuito podría “inclinar la balanza” para que más estudiantes pampeanos decidan seguir sus estudios en La Pampa y no en otra provincia.
Por otro lado, los dirigentes señalaron que la partida presupuestaria a asignar quedaría a criterio del Ejecutivo provincial. “En Jujuy, donde el boleto estudiantil provincial está vigente, tienen especificaciones como un impuesto al juego”, ejemplificaron.
Anualizado el costo de implementar el boleto provincial para estudiantes llegaría a 14 millones de pesos, considerando como mínimo una suma de diez pasajes de ida y vuelta para que “un estudiantes pueda ir al menos una vez por mes a su pueblo”. Para 2019, la cifra llegaría a 20 millones, un 0,05 por ciento del presupuesto provincial.
Córdoba, Jujuy y provincia de Buenos Aires tienen el beneficio para los estudiantes universitarios y de nivel superior y terciario, según Ustarroz, quien aclaró que los costos del transporte interurbano se consideraron por valores actuales, sin contemplar la quita de subsidios que decidió Nación en perjuicio de la Provincia que deberá soportar el financiamiento.
A su turno, García señaló que “es una oportunidad para acceder y permanecer en la educación superior”.