Inicio La Pampa Presentan un proyecto de impuesto para plataformas

Presentan un proyecto de impuesto para plataformas

INICIATIVA DEL DIPUTADO ESPARTACO MARIN

El diputado provincial, Espartaco Marín (PJ), presentará hoy el proyecto de ley para imponerle un impuesto a las Economías de Plataforma Digital. Se trata de empresas que han «incrementado considerablemente» sus ingresos durante la pandemia y que no tributan a las arcas provinciales.
La iniciativa contempla a plataformas que brindan servicios de entretenimiento online (películas, series, música, juegos, vídeos) y a aquellas vinculadas a la comercialización de servicios de pagos y compra/venta a través de plataformas digitales, que incluyan, o no, servicios de reparto y distribución.
En diálogo con LA ARENA, el legislador comentó que el proyecto «se empezó a perfeccionar» desde el comienzo de la pandemia, pero aclaró que «es una idea que venimos debatiéndola hace bastante».
«Se comenzó a discutir aquellas actividades económicas que tuvieron ganancias exorbitantes producto de la pandemia, en relación a un cuadro comparativo del año pasado», afirmó y explicó que allí notaron que había varias actividades que «habían incrementado sus ganancias».
Entre ellas se encontraban las denominadas «economías de plataforma, tanto de delivery como puede ser ‘Pedidos Ya’, que está instalado en Santa Rosa y no tributa impuestos a la provincia, y otras de contenido audiovisual como por ejemplo Netflix, Spotify, Youtube Premium y Zoom, que es una plataforma que incrementó en 35 mil millones de dólares sus ganancias producto de la pandemia».

Que lo paguen las empresas.
Marín explicó que el impuesto «es un gravamen adicional de ingresos brutos, que creemos debe darse a través de una modificación al Código Fiscal, entendiendo que el domicilio del particular tiene que ser el hecho determinante para gravar el tributo».
El objetivo, remarcó, es que las empresas no trasladen el impuesto a sus clientes. «Lo que nosotros pretendemos, al igual que otras jurisdicciones que también están tratando de ver cómo se hace efectivo, es que comience a pagarlo las empresas de contenido digital, no el usuario. Esa es la discusión de fondo».
«La idea es nuestra es no imponer un gravamen adicional al contribuyente, sino tratar que el que pague ingresos brutos sea la empresa», sostuvo y deslizó que «si la empresa decide luego trasladarlo al contribuyente, establecer algún procedimiento sancionatorio para evitar ese traslado porque eso puede suceder, como sucedió con la banca privada, que nosotros incrementamos ingresos brutos y nos contestaron que iban a trasladarlo al costo de los créditos».

Empezar a discutirlo.
La intención de Marín es «comenzar a discutirlo», por eso decidieron presentar el proyecto. «Queremos que quede en claro que nosotros no queremos que se traslade al consumidor, queremos que lo pague la empresa. A partir de ahí, vamos a discutirlo con el Ministerio de Economía y con Rentas para que la aplicabilidad de la ley sea efectiva», indicó.
Consultado si se establece un porcentaje específico, explicó que quedará sujeto a la autoridad de aplicación. «Estamos analizándolo porque hay algunas aplicaciones que sí pagan un porcentual de ingresos brutos y otras que no, entonces lo dejamos para discutir en la comisión cuál es el mejor porcentual para avanzar en ingresos brutos, pero sí en algunos fijamos tasa. Pero lo vamos a discutir en comisión, cuál va a ser la tasa que va a pagar cada una de las aplicaciones», señaló.

Destino de la recaudación.
En el proyecto, el destino de lo recaudado está bien especificado y el 25 % se destinará al Fondo de Estímulo para la Producción Audiovisual Pampeana. «Pretendemos que sea para un fondo compensador para, en el caso de que sea imposible evitar que se traslade el valor de la alícuota al contribuyente, empezar a tener competitividad con respecto a estas plataformas audiovisuales», sostuvo y destacó la necesidad de «empezar a fondear a plataformas de contenido audiovisual generadas por nuestras cooperativas, por nosotros, para empezar a tener una mejor competencia», destacó.
El 75 % restante, se destinará a la Tarjeta Social Pampeana del Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa. «Es lo más urgente», afirmó Marín y explicó la tarjeta alimentaria provincial «ha quedado bastante desactualizada porque durante la gestión de (Mauricio) Macri no se tocaron prácticamente las actualizaciones en cuanto a la cantidad de fondos que aporta el Gobierno nacional, aunque sí el Gobierno provincial fue actualizándolo».

El PRO, en contra.
Marín reconoció que la iniciativa ha tenido buena repercusión tanto en el bloque del PJ como en un sector de la oposición. «Cuando se había empezado a discutir esto, el radicalismo habló de que iba a sentarse a discutirlo. Han reconocido que las empresas tecnológicas han sido las que más ganancias han obtenido producto de la pandemia, por supuesto que nuestro bloque también», agregó. A su vez, detalló que han realizado consultas con el Ministerio de Economía sobre la iniciativa.
Sin embargo, comentó que «hay una posición que al principio fue expuesta por el PRO, donde es acorde a la posición que tiene el PRO en relación al impuesto a la riqueza».