Inicio La Pampa Presupuesto no cubre inflación acumulada

Presupuesto no cubre inflación acumulada

LA PAMPA RECIBIRA FONDOS POR 42.212 MILLONES DE PESOS DURANTE 2020

La Pampa vuelve a perder en el proyecto de Presupuesto enviado por Nación. Algunas partidas son ridículas mientras que en obras de infraestructura claves, los montos siguen bajos. El proyecto prevé un crecimiento del 1 por ciento y un dólar entre 67 y 75 pesos.
JUAN JOSE REYES
El proyecto de Presupuesto Nacional 2020, que el titular de la cartera económica Hernán Lacunza elevó al Congreso Nacional el lunes contempla remesas hacia La Pampa por 42.212.483.283 pesos. Implica un aumento en términos corrientes de 15.859 millones de pesos respecto al vigente, pero en valores constantes debajo de la pauta inflacionaria acumulada.
A la espera del tratamiento en comisiones parlamentarias de Hacienda y Presupuesto para su votación en el recinto en 15 días, ya están los números del proyecto de Presupuesto 2020 para La Pampa. Los dineros son muy escasos por no decir nulos para obras de infraestructura. Caerán fondos en términos reales ya que el Gobierno apunta a seguir sin déficit fiscal, son contabilizar el pago de los servicios de la deuda externa, que superó los 365 mil millones de dólares.
El Presupuesto es un proyecto de gastos de 6.068.237 millones de pesos basados en un pronóstico de crecimiento del 1% pues apuntan a un aumento del 7% de la exportación, un dólar entre $67 y 75 pesos y una inflación de 34,8%. El propio ministro aseveró que el proyectado de inflación de este año será del 52,8%. Bajo este contexto de crisis y con un 2% del total de los recursos de la coparticipación de impuestos y la no automática, La Pampa se las verá en figurillas para sostener la de hecho endeble estabilidad ya que la recaudación impositiva propia también cae por debajo del índice de precios mayoristas, que este mes llegó al 62,5%.
En el proyecto 2020 se destacan fondos al Anses (jubilaciones, AUpH y asignaciones familiares) por $32.761 millones; Policía Federal y Servicio Penitenciario con 183 y 774 respectivamente. A la UNLPam irán $1.992 millones y $275 millones al Fondo del Incentivo Docente. Desde el Ministerio de Agroindustria 252 al INTA y 141,6 al Senasa. Desde Transporte $710 millones a la DNV y para viviendas públicas y desarrollo urbano $122 millones.

Remesas menguadas.
El presupuesto oficial para La Pampa llega a $42 mil millones, representando el 0,69% del que la Nación transfiere a todo el país (partidas coparticipadas y de asignación específica). A pesar de verse incrementadas las transferencias (supera en 15.859.341.600 pesos a la presupuestada para este año) no lo son en valores reales (53% en el año y una pérdida de 8 puntos porcentuales durante 2018).
Las remesas de origen federal se conforman con 2.967 millones de gastos en personal de la administración pública nacional en La Pampa; 103 millones en bienes de consumo; 81 millones en servicios no personales; 708 millones para bienes de uso y la coparticipación federal de los recursos por 38.352.512.952 pesos. A la a Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) van $1.992 millones y desde la Presidencia de la Nación llegarán otros $1.394 millones. De ellos $1.358 corresponden a la Agencia Nacional de Discapacidad para la atención médica de pensiones no contributivas y el PAMI y otros 81.863.995 al Ministerio Público.
Para Parques Nacionales vendrán $33,2 millones; 1,5 millones para Turismo y apenas poco más de un millón para la recientemente creada Agencia de Deporte Nacional. Desde el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento, uno en los que más financiamiento se le requiere para la construcción de obras de saneamiento, llegara un presupuesto ridículo: 5 millones de pesos.
Si bien es mucho más elevado es casi insignificante la partida de 136,2 millones para ejecución de obras de mantenimiento en los corredores viales que atraviesan la provincia, muy cuestionada por su elevado estado de deterioro de toda la red.

Composición del gasto.
Entre los rubros más relevantes de los que erogará Nación se destacan nítidamente los que van a la Seguridad Social, que trepan a los 32.761 millones del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. De allí hay 13.940 millones para jubilaciones y pensiones; 2.943 millones para asignaciones familiares; 102,7 millones para ex combatientes de Malvinas y 1.420 millones para pensiones no contributivas y 224 millones para la Asignación Universal por Adulto Mayor y Reparación Histórica de Haberes previsionales que en total representan un 76% de las transferencias.
Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos habrá 688 millones para Servicio Penitenciario Federal (582 gendarmería y 183 millones la policía federal). Otro organismo como el Ministerio de Transporte volcará 710,6 millones a la Dirección Nacional de Vialidad (DNV). Desde el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda apenas 207 millones y en ello se incluyen viviendas sociales, infraestructura educativa ($16 millones) y una asistencia financiera a los municipios por poco menos de 8 millones, es decir unos 100 mil pesos por comuna.
Desde el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología habrá 2.526 millones de los cuales 275 pertenecen al Fondo del Incentivo Docente y 405,3 millones en becas para estudiantes. Aclara allí que se invertirá 39 millones en jardines de infantes. El ministerio de Agricultura proveerá 397 millones (252 para el INTA y 141,6 para el Senasa)

Rauschenberger denuncia recorte
El diputado nacional del Partido Justicialista, Ariel Rauschenberger, advirtió que en el proyecto de Ley de Presupuesto 2020 presentado por el gobierno nacional «se vislumbra un fuerte recorte en las transferencias provinciales» y, en el caso de La Pampa», «el envío de recursos vinculados a la Tarjeta Alimentaria se reducen un 30%».
La gestión de Mauricio Macri presentó a través de su ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el proyecto de ley de Presupuesto del próximo año. En ese sentido, el diputado nacional justicialista advirtió algunos detalles de la normativa.
Rauschenberger sostuvo, en primer lugar, que «las proyecciones que realiza el Gobierno Nacional en términos de inflación (34 %), crecimiento (1 %) y valor del dólar ($ 75) son absolutamente imaginarias y no poseen ningún tipo de sustento. Fundamentalmente teniendo en cuenta la actual crisis económica cuya profundidad todavía resulta difícil de medir».
A su vez, fue contundente al denunciar que en el proyecto «se vislumbra un fuerte recorte en las transferencias provinciales. Por ejemplo, en el caso de La Pampa, el envío de recursos vinculados a la Tarjeta Alimentaria se reducen un 30%, lo que constituye una fuerte contradicción respecto a la actual situación social».
Por otra parte, Rauschenberger se mostró preocupado por «el ítem de deuda externa» y explicó que «el ministro Lacunza evitó explicar cómo se pagarán los enormes servicios de deuda». Según el proyecto, «el costo de los mismos representará el doble que los servicios económicos (subsidios a los servicios públicos y fomento a la producción) y sólo es superado por el gasto social, de casi 4 billones, más del 70% del total».
Finalmente, manifestó que «el Gobierno nacional continúa sin reconocer la dura realidad que viven el conjunto de los argentinos y argentinas. Hace falta recuperar la estabilidad de la economía argentina, algo en lo que el actual Proyecto de Presupuesto no colabora».