Inicio La Pampa Pretendían pasar 85 costillares a Río Negro

Pretendían pasar 85 costillares a Río Negro

CUATRO DETENIDOS EN LA ADELA

La Policía de La Pampa desbarató ayer a la madrugada, un importante cargamento de carne con hueso que pretendían pasar hacia el Alto Valle. Agentes que recorrían el sector de la ruta nacional 22 descubrieron en el playón de estacionamiento de camiones de una estación de servicios, la operación de trasbordo de una camioneta a dos camiones que trabajan para una empresa de Macachín.
Según confirmaron a LA ARENA fuentes policiales, la situación se desarrolló aproximadamente a la 1 de la mañana de ayer, cuando personal afectado a los controles por la pandemia, hacía su recorrida habitual, cuando en la playa de estacionamiento de la estación de servicios Puma, observó a dos camiones en una de las zonas más oscuras. Cuando se acercaron advirtieron que había una camioneta Ford Ranger de color blanco, con su caja prácticamente apoyada en una puerta lateral del segundo transporte. Creen que uno hacía de cortina para tapar la maniobra.
Cuando descendieron encontraron que en la camioneta había unos 35 costillares y que había tres personas. Dos se identificaron como choferes de sendos camiones de la empresa Transportes Sierra SRL, y el tercero, el más joven, dijo ser el dueño de la camioneta y que estaban por cargar la carne.
Como no pudieron explicar coherentemente de donde provenía la mercadería, ni hacia dónde iba, los agentes decidieron trasladar los vehículos a la dependencia policial de La Adela. Fue entonces que el joven confesó que su padre estaba adentro del térmico. Cuando abrieron, el hombre estaba aterido, y hallaron unos 50 costillares más.

A Zapala.
De acuerdo a lo trascendido, se trata de un intento de contrabando, violando la barrera sanitaria, que tenía como destino final la ciudad de Zapala, en Neuquén. Los dos hombres que llevaron los costillares son productores agrícolas y comerciantes de Río Colorado. Mientras que uno de los choferes tiene domicilio en Villa Regina (Río Negro), y el otro en Tres de Febrero, ubicado en el conurbano bonaerense.
Vale señalar que ambos transportes son de una empresa de transportes con origen en Macachín, pero que en éste caso es un desprendimiento que opera, principalmente, entre Buenos Aires y toda la franja pasando por el Alto Valle del Río Negro y Neuquén, hasta Bariloche y San Martín de los Andes. Hacen el servicio de logística en forma exclusiva a una importante cadena de supermercados en toda la Patagonia.

Más de mil kilos.
De inmediato la policía dio intervención al fiscal achense Raúl Adrián Míguez Martín, y también al Senasa y a la Dirección de Ganadería de La Pampa. El magistrado dispuso el secuestro de los camiones, pero como trasladaban mercadería perecedera y de primera necesidad optó por notificar en libertad a ambos choferes y hacerlos depositarios de la carga. En tanto el Senasa decomisó la carne y ordenó su incineración.
Los costillares decomisados fueron 85, y pesaron 1.025 kilogramos. Para valorizar el contrabando que pretendían pasar, en Zapala hablaríamos de unos 600 mil pesos.
A las cuatro personas se les iniciaron actuaciones por infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal, es decir por violación a las medidas de aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus. En tanto en la Justicia provincial fueron imputados de contravenir la ley provincia 817 sobre abasto de carne, transporte y comercialización.