Inicio La Pampa Preventiva a acusado de herir de un disparo a su ex cuñado

Preventiva a acusado de herir de un disparo a su ex cuñado

GENERAL PICO: PERMANECIO PROFUGO UNA SEMANA

El hecho investigado se produjo hace diez días en Colonia Barón. El sospechoso se entregó el lunes en la Brigada de Investigaciones y esta semana la víctima recibió el alta médica. El defensor dijo que incurrió en un exceso de la legítima defensa.
El joven Denis Gadea, sospechado de haber baleado en el pecho a su ex cuñado en la localidad de Colonia Barón, quedó detenido con prisión preventiva tras una audiencia que se realizó ayer al mediodía en los Tribunales de esta ciudad, en la que se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria. Su abogado, el defensor oficial Walter Vaccaro, alegó que el imputado actuó con «exceso de la legítima defensa».
Gadea se entregó el lunes a la tarde en la Brigada de Investigaciones de General Pico, luego que permaneciera prófugo durante una semana. La víctima de este ataque, un joven de apellido Contreras, tras recibir el disparo de arma de fuego durante la madrugada del domingo 3 de marzo, fue derivado de urgencia al Hospital Centeno, donde fue sometido a una cirugía en la que le extirparon el bazo. Tras una semana de internación, en la que permaneció durante los primeros días en la sala de cuidados intensivos, las autoridades hospitalarias le dieron el alta médica.
Ayer a la mañana el sospechoso fue trasladado del Palacio de Tribunales, donde fue indagado en sede de Fiscalía. Luego, cerca del mediodía, el juez de control local, Diego Ambrogetti, coordinó la audiencia en la cual se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria.

Legítima defensa.
En el inicio de la audiencia, la Fiscalía, que estuvo representada por los fiscales Emilia Oporto y Guillermo Komarofky, planteó su teoría inicial del caso. Los investigadores indicaron que el día del hecho, Gadea viajó a Barón a bordo de una moto de 110 cc, y que se presentó en un domicilio habitado por Walter Contreras, donde reclamó por un teléfono celular que se había olvidado. Tras una discusión, sacó de entre sus ropas un arma de fuego y disparó contra el cuerpo de su ex cuñado, al que hirió en la zona del tórax.
Luego se dio a la fuga y permaneció prófugo de la Justicia piquense durante una semana, hasta el lunes a la tarde. Por ello pidió que se le iniciara una investigación por el delito de Homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa.
En este punto, el defensor planteó que el sospechoso incurrió en un «exceso de la legítima defensa», dado que habría sacado el arma luego que el herido extrajera un cuchillo. Entonces pidió que de forma subsidiaria se caratule la causa judicial con esta figura, como así también con la figura de «Lesiones graves agravadas».
Vaccaro no se opuso a la realización de cada una de las medidas de prueba solicitadas por la Fiscalía de delitos contra las personas, pero sí a que su pupilo quedara detenido con prisión preventiva. En este punto solicitó la imposición de una prisión domiciliaria, y que en caso que tuviera que quedar detenido, que no se lo alojara en General Pico, dado que en diferentes dependencias se encuentran detenidos familiares y allegados de Contreras, y teme que puedan tomar represalias contra el agresor.

En prisión.
Tras un cuarto intermedio, el juez Ambrogetti le formalizó a Gadea la Investigación Fiscal Preparatoria, por los delitos de Homicidio agravado en grado de tentativa, y de forma subsidiaria, por las figuras de Exceso de la legítima defensa y Lesiones graves agravadas por el uso de arma. Luego ordenó el secuestro judicial de la moto en la que se movilizaba el imputado el día del hecho. También dispuso que se someta al sospechoso a un examen mental obligatorio; que se entreviste en Cámara Gesell a un menor de edad que estaba en la vivienda donde ocurrieron los hechos; y que se haga una rueda de reconocimiento de objetos, respecto de una campera que vestía el imputado.
Por último, teniendo en cuenta que existe el peligro de fuga de parte del sospechoso, y que la pena expectativa sería de cumplimiento efectivo, le impuso la prisión preventiva por el término de 90 días, que es el plazo que dura la Investigación Fiscal, y no hasta la finalización del proceso como habían solicitado los fiscales.