Inicio La Pampa Preventiva a acusados

Preventiva a acusados

GOLPIZA A DOS POLICIAS EN ANGUIL

La Justicia de Santa Rosa les dictó prisión preventiva por siete días, la cual se sustituyó por un arresto domiciliario, a los cinco jóvenes detenidos en Anguil acusados de agredir y lesionar a dos efectivos policiales de la localidad el pasado domingo a la madrugada, cuando los uniformados intentaban poner fin a una fiesta clandestina que se realizaba en una vivienda.
La información fue confirmada a este diario por fuentes oficiales. Ayer a la mañana, el Ministerio Público Fiscal encabezó la audiencia de formalización de la investigación preparatoria que se les sigue a los acusados por los delitos de «violación de medidas sanitarias», «resistencia a la autoridad» y «lesiones graves».
Luego el juez de control, Néstor Daniel Ralli, dispuso la prisión preventiva a los cinco individuos por siete días -hasta el próximo lunes-, la cual se sustituyó por el arresto domiciliario, con autorización -a algunos de ellos- para concurrir a los lugares donde trabajan.
Fuentes oficiales dijeron a este diario que el hecho se produjo cerca de las 4 del domingo, cuando los cabos primeros Saúl Carripi y Joaquín Sueldo recorrían la localidad y escucharon música alta en un domicilio del pasaje Alfonsín, entre Pose Rodríguez y Caumo.
Uno de los policías se bajó para intentar ponerle fin a la juntada, y al observar al móvil policial salieron de la casa entre cinco y seis jóvenes ofuscados, de unos 14 que estaban en el lugar. Enseguida, de acuerdo a los voceros, los muchachos «atacaron a golpes de puños y patadas» a Sueldo que «cayó al piso y fue tomado del cuello. El otro uniformado que quería interceder para defender a su compañero «también fue agredido, con golpes de puños y patadas». En un momento los policías lograron zafar de la agresión y se retiraron del sitio.
Más tarde llegaron refuerzos de Santa Rosa y otras localidades vecinas y se detuvo a seis jóvenes identificados por los policías heridos. Uno de ellos, por ser menor de edad, fue notificado en libertad y entregado a su madre.