Inicio La Pampa Preventiva a los policías acusados de apremios

Preventiva a los policías acusados de apremios

TELEN

El juez de Control de Victorica, Carlos Roberto Espínola, impuso a los policías acusados por apremios ilegales contra el peón rural Jorge Toledo, de Victorica, una prohibición absoluta de acercamiento a menos de 100 metros del denunciante. En rigor, la medida del magistrado fue la prisión preventiva para los agentes policiales Roberto Carlos Cabral, Ricardo César Correa, Eliezer Said Echegaray y Darío Fernando Morales, la cual se hará efectiva si los acusados incumplen con la restricción de acercamiento.
Los efectivos policiales no podrán entrar en contacto con la víctima ni con los testigos por ningún medio, ni en forma personal, tecnológica o por terceras personas hasta el 12 de septiembre de este año. Si alguno de los acusados incumple la medida restrictiva el juez podrá ordenar su inmediata detención.
La decisión del juez fue comunicada durante la jornada de la víspera al denunciante y a los testigos de la causa que instruye la fiscal Alejandra Moyano junto a su par Juan Marcelo Cupayolo y el fiscal general de General Pico, Armando Agüero.

Denuncia y allanamiento.
Toledo, un peón rural que trabaja en un campo de la localidad de Telén, denunció la semana pasada que cuatro policías que ingresaron el 3 de junio a su lugar de trabajo -el establecimiento rural «El Dimoy»- lo golpearon salvajemente a la vez que le pedían que involucrara a un vecino de Telén, Juan José Correa, en un supuesto caso de abigeato. Toledo aseguró que tal cosa no era cierta, pero aún así querían que lo inculpara falsamente.
Luego de la denuncia, la fiscal allanó la comisaría de Telén y un día después visitó «El Dimoy» junto a la Agencia de Investigación Científica para recabar pruebas y constatar la veracidad de la denuncia. El viernes pasado, los cuatro efectivos policiales fueron acusados formalmente este viernes por la Justicia por los delitos de apremios ilegales y lesiones leves.
A raíz de ello, el Gobierno Provincial solicitó a la FIA el «pase a pasiva» de los efectivos involucrados en la causa y el desplazo del jefe de la Comisaría Departamental de Telén.
La prisión preventiva sustituida por una prohibición de comunicación y de contacto, así como también de acercamiento, tanto con el denunciante como con los dos testigos en la causa por el plazo de 90 días, había sido solicitada al juez Espínola por los fiscales.
En la audiencia del viernes, los policías acusados realizaron una «breve declaración» en donde «desconocieron el hecho» por los cuales están siendo investigados.