Inicio La Pampa Preventiva a presunto asaltante de remisero

Preventiva a presunto asaltante de remisero

GENERAL PICO: ACUSADO DE ROBO AGRAVADO

El juez de control de General Pico, Heber Pregno, le inició una causa penal al joven que está acusado de haber asaltado a un remisero, hace unos días en el sector del Barrio Ranqueles de esta ciudad, a quien le sustrajeron el automóvil a punta de cuchillo.
Ayer a la mañana, en los Tribunales de esta ciudad el magistrado le inició la Investigación Fiscal Preparatoria al sospechoso, por la presunta comisión del delito de robo agravado por el uso de arma, que prevé una pena mínima de 5 años de prisión efectiva. Además le dictó la prisión preventiva por el término de 30 días, pese a que la Fiscalía había solicitado que fuera de 90 días.
De la audiencia que se llevó a cabo ayer a la mañana participó la fiscala Soledad Forte, de la Fiscalía Temática de Delitos contra la Propiedad de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia, y el defensor privado Martín Herrero Galvagno.
La causa se inició a partir de un hecho que damnificó a un remisero de apellido Morales, durante la madrugada del 2 de agosto pasado, en el momento en que levantó a un pasajero de un domicilio de la calle 46 bis, en el barrio Ranqueles de esta ciudad.
Según relató la fiscala, el conductor luego fue, a pedido del acusado, hasta una casa de la calle 29, de donde regresó con un arma blanca, lo amenazó y le sustrajo el vehículo, un Fiat Siena que fue hallado media hora después en inmediaciones de las calles 300 y 103. En el asiento delantero del automóvil también se encontró el cuchillo con el que habría cometido el hecho.

Preventiva y pruebas.
Forte pidió que se realice una rueda de reconocimiento de persona, respecto al sospechoso, y otra de objeto, respecto al arma blanca. También solicitó que en caso que se obtenga ADN de contacto de los hisopados que fueron levantados de distintas partes del auto como así también del cuchillo, se le practique una extracción de sangre al imputado, y se remitan estos elementos al Laboratorio de Genética Forense del Ministerio Público Fiscal, al fin de determinar el patrón genético.
La fiscala además pidió que se dispusiera la detención del sospechoso por el término de 90 días, tras argumentar que se mantuvo prófugo de la Justicia durante los diez días siguientes al hecho, y que entorpecer la investigación. Además refirió que la figura penal que se le achaca prevé una pena en expectativa alta, y que no tiene un arraigo completo en la ciudad.
El defensor difirió con el relato de los hechos, y señaló que no se encuentran «elementos que puedan vincular» al sospechoso con la causa y que «no hay el más mínimo indicio para considerar que pudo haber tenido que ver con el hecho». En cuanto a la producción de prueba, el abogado consideró «atinado» la realización de un cotejo de ADN. Por ello se opuso a la imposición de la prisión preventiva, y en cambio pidió el arresto domiciliario de su defendido.
El juez del control Heber Pregno hizo lugar a la formalización por el delito de «robo agravado por el uso de arma», ordenó la realización de las medidas de prueba pedidas y le dictó la prisión preventiva, aunque por el plazo de treinta días.