Inicio La Pampa "Prioriza lo medioambiental"

«Prioriza lo medioambiental»

ACTUALIZACION DEL CODIGO URBANISTICO

El subsecretario de Planeamiento Urbano y Obras Particulares del municipio, Javier Hernández, brindó detalles sobre el proyecto de actualización del Código Urbanístico de la ciudad, uno de los ejes principales que tiene el Plan Estratégico.
En esta actualización se contemplan entre otras modificaciones, determinadas pautas vinculadas con el cuidado y preservación del medio ambiente.
Durante la primera reunión del Concejo Permanente del Plan Estratégico de la ciudad, uno de los principales temas tratados fue un pedido de informes acerca de cómo marcha el proceso de actualización de Código Urbanístico de la ciudad.
Hernández expresó que «ya se han desarrollado etapas de diagnóstico interno, convocando primeramente desde la Secretaría de Desarrollo Económico del municipio, que es la coordinadora del Plan, a actores de las distintas secretarías que componen la comuna, y ahora en una segunda etapa, convocando a actores externos al municipio, entre los que se encuentran diversas instituciones intermedias de Santa Rosa».
En ese contexto, remarcó que «la intención es que en la nueva remirada que se va a dar al Código Urbanístico de la ciudad, se incorpore más componente ambiental, tratando de darle un sesgo que remita a una mirada intencionada desde el punto de vista de la preservación del medio ambiente».
Hernández recordó que «el código urbanístico es la norma que define el aspecto físico de la ciudad, tanto desde en lo relacionado la división por zonas y los usos que se permiten en cada una, pasando por la volumetría constructiva que admiten las distintas manzanas y los corredores viales, también demarcando la capacidad operativa, el número de operarios y las Propiedades Horizontales que puede haber».

Segunda etapa.
El funcionario detalló que «luego de cerrarse la segunda etapa de diagnóstico con actores externos, donde estuvieron representadas más de 35 instituciones intermedias de la ciudad, haciendo distintas sugerencias y propuestas para la actualización del código urbanístico, se comenzó a trabajar en la faz técnica, para comenzar a analizar cómo transformar dichos aportes desde lo técnico, en medidas concretas que se incorporen a la normativa».
No obstante, mencionó que «hay que analizar muy bien cada propuesta a la luz de los distintos limitantes y condicionantes que siempre tiene una ciudad, ya sea desde los aspectos económicos, culturales, físicos», y añadió que «desde el municipio se apunta a poder lograr la aprobación de un nuevo código urbanístico antes de finales de este año 2021».
«Actualmente nuestra ciudad como otras ciudades jóvenes del resto del país, con similares características y escala, están sufriendo las consecuencias de haber arribado por primera vez al fin de la vida útil de sus instalaciones de redes sanitarias, y en ese marco, es oportuno poder lograr un replanteo de todos los aspectos que involucra el código urbanístico, para considerar mejor determinados factores como la protección y cuidado del medio ambiente», afirmó Hernández.
También indicó que «están las demás discusiones que deben darse en ese marco, sobre las asimetrías, las distancias hacia los servicios esenciales, la densidad habitacional y de población en determinadas zonas, la articulación de las vías de circulación y la consideración de aspectos como incorporación de vías de movilidad sustentable, como las bicisendas, como una alternativa a la movilidad en vehículos particulares, entre otras temáticas», concluyó.