Inicio La Pampa Prohíben la venta de agroquímicos

Prohíben la venta de agroquímicos

EL MINISTRO CABANDIE PUSO A LA PAMPA COMO EJEMPLO NACIONAL

El Gobierno Provincial finalmente dispuso prohibir la comercialización de todo tipo de agroquímicos en todo el territorio pampeano hasta que «estén dadas las condiciones que garanticen los estándares de seguridad que exige la Ley». La medida se tomó a partir del incumplimiento por parte de la Fundación Campo Limpio, quien no culminó a tiempo la construcción de los tres Centros de Acopio Transitorios (CAT) de los envases y el sistema de trazabilidad de los bidones.
Tal como había anticipado LA ARENA en su edición del sábado pasado, la Subsecretaría de Ambiente, a cargo del funcionario Fabián Tittarelli, suspendió por tiempo indefinido la comercialización de productos fitosanitarios en la provincia. La novedad finalmente se dio a conocer este martes y se justificó en base al incumplimiento de Campo Limpio de los requerimientos establecidos en la Ley Nacional Nº 27279. Según justificaron desde el Gobierno, esta decisión «procura arbitrar los medios necesarios para preservar la salud de los pampeanos y la tutela del ambiente».
La medida echó por suelo la versión que había dado el titular de Campo Limpio, Ernesto Ambrosetti, quien había afirmado que estaba todo listo para que el sistema de gestión de envases vacíos comience a funcionar en La Pampa y que habían hecho «todas las mejoras que se solicitaron» en los Centros de Acopio Transitorios (CAT).
Ante este nuevo escenario, la Provincia deberá buscar una solución y, según supo LA ARENA a través de fuentes reservadas, autoridades se encuentran en tentativas con otras firmas que ofrecen el sistema de gestión de los envases vacíos.

Disposición.
La prohibición de comercialización se implementó a través de una disposición (33/2020) de la Subsecretaría de Ambiente y lleva la firma de su titular, Fabián Titarelli, quien rechazó el pedido de prórroga formulado por la Fundación Campo Limpio para cumplir con los requerimientos que impone la Ley en relación a los depósitos en los que deberían acopiarse los envases después de ser utilizados.
En este sentido, la disposición sostiene que «encontrándose incumplido el Sistema de Gestión Integral de Envases Vacíos de Productos Fitosanitarios presentado por la Fundación Campo Limpio declárase operativo el artículo 10 de la Ley Nº 27279 y por ende prohíbase la comercialización de agroquímicos en jurisdicción de la provincia de La Pampa a todos los registrantes que la integran, conforme lo expresado en los precedentes considerandos».

Suspensión.
Se aclara en el artículo cuarto de la disposición que la prohibición estará vigente hasta el momento en que la Autoridad de Aplicación (la Subsecretaría de Ambiente) disponga el cese del incumplimiento, previa habilitación y funcionamiento del Sistema de Gestión Integral de Envases Vacíos de Productos Fitosanitarios correspondiente a la Fundación Campo Limpio.
El Gobierno Provincial intima a la Fundación «a poner en funcionamiento el Sistema de recolección itinerante a través de empresas operadoras y/o de transporte habilitadas para la operación y transporte interjurisdiccional de residuos peligrosos en el plazo de veinte días corridos, debiendo presentar su propuesta en el plazo de diez días corridos a los efectos de su aprobación, conforme lo expresado en los precedentes considerandos, bajo apercibimiento de realizarlo la Autoridad de Aplicación a costa de la Fundación Campo Limpio».
La acción dispuesta por el gobierno provincial, tiene el claro objetivo de hacer cumplir la legislación vigente, protegiendo a través de ella no solo la salud de las personas, sino preservando la sustentabilidad de los ecosistemas productivos pampeanos.

El respaldo de Cabandié
El ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, celebró la decisión de la Provincia de suspender por tiempo indeterminado la venta de productos fitosanitarios en todo el territorio pampeano y, de esta manera, hacer valer la ley. «Respaldamos la respuesta del Gobierno de La Pampa en función de hacer cumplir la ley 27.279 sobre presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de los envases vacíos de agroquímicos», publicó ayer el funcionario en su cuenta oficial de Twitter.

¿Una alternativa a Cambio Limpio?
La firma de logística de agro Grupo Logiseed América creó un nuevo sistema para el recupero de envases de agroquímicos, el cual se basa en la trazabilidad individual de cada bidón. La iniciativa, que tuvo eco en el sector en el resto de país, toma fuerza hoy en La Pampa ante la posible prohibición de la comercialización de productos fitosanitarios en la provincia.
En diálogo con LA ARENA, el gerente de Logiseed, Gabriel Otero, brindó más detalles sobre este innovador sistema, el cual fue creado hace más de un año y tuvo gran aceptación en el agro argentino. «Acá se sabe quién compró el producto, por lo tanto quién es el responsable del bidón», resumió Otero sobre esta propuesta.
Y explicó: «Sirenfi (Sistema Integral para el Recupero de Envases Fitosanitarios) es un sistema innovador que lo inventamos en Argentina y lo que ofrece es la posibilidad de tener la trazabilidad individual de cada uno de los envases de agroquímicos de punta a punta de la cadena, o sea desde que se fabrican hasta que se recuperan o destruyen».

Trazabilidad.
Para poder ofrecer una trazabilidad total de los envases, Sirenfi utiliza el sistema de radiofrecuencia, una tecnología que emplea ondas de radio para codificar y almacenar datos, mediante etiquetas que cuentan con un chip de silicio. El seguimiento y lectura de esos datos se realiza a través de antenas instaladas en los puntos de trazabilidad.
No obstante, este no es el único medio de seguimiento que tienen los envases: «Además, tiene también impreso en el plástico del bidón el código QR y el código de barra. Esto lo que hace es que, desde el inicio, cuando comienza el movimiento de los productos, se envía al siguiente eslabón de la cadena un mail que confirma cuáles son los bidones que se están enviando: del uno al mil. Entonces, el que recepciona esos mil bidones sabe que le va a llegar la mercadería, cuando lo recibe, con una lectura rápida, el responde que ya lo tiene».
«¿Una de las cosas que pueden llegar a preguntar es qué pasan si rompen los envases? Es algo que lo pueden hacer, pero por el sistema de trazabilidad individual se va a saber quién fue el último en recibir el bidón, por lo tanto va a ser el responsable de su faltante», planteó Otero.

«La gente se muere».
Otero mostró su preocupación ante la falta de conocimiento que hay en la sociedad sobre el manejo de los agroquímicos, principalmente en las zonas en donde abunda su aplicación. «Acá el problema es la falta de comunicación porque si vos educás a la gente diciéndole que esos bidones envenenan y les explicas el porqué, los dejan de usar. Contienen veneno, no se sabe el peligro al que se están exponiendo», precisó.
Ante este escenario, el empresario admitió que «la intención es presentar un sistema que sea seguro» porque «estamos hablando de vidas humanas». Y alertó: «De hecho, los bidones se utilizan en muchos campos para almacenar agua. Ahí, es donde nosotros pusimos toda la seriedad porque hoy, por falta de conocimiento, la gente se está muriendo. Nosotros proponemos esta solución. La decisión hay que tomarla», afirmó.