Proponen cambios en ley de transporte

SECUESTRO DE VEHICULOS

La diputada Alicia Mayoral, vicepresidenta primera de la Legislatura pampeana, presentó un proyecto de ley que propone cambios en la normativa referida a la regulación del transporte provincial de cargas y de pasajeros.
Entre otra cuestiones, la propuesta pretende modificar artículos de la ley 1554, facultando a la Dirección Provincial de Transporte de La Pampa a secuestrar vehículos afectados al servicio público de pasajeros que violen la normativa vigente que fue sancionada y promulgada en 1994, y modificada en 2004.
Mayoral afirmó que la ley está “desactualizada” ante “los nuevos servicios que brindan los vehículos de transporte y las especificaciones técnicas que deben reunir” por lo que “es imprescindible optimizar y ampliar el espectro de control sobre el transporte de pasajeros, añadiendo también el de cargas, para el mejoramiento de la seguridad de las personas transportadas y de los usuarios en rutas provinciales”.
El proyecto también faculta a la Policía provincial “a proceder al secuestro de este tipo de vehículos, cuando se constatare una causal para ello. Con igual motivo, procura incorporar otros supuestos no previstos en la Ley 1554 que viabilicen la procedencia de dicha medida de secuestro. Así, con la reforma promovida se pretende evitar -entre otros-, los riesgos que puedan surgir del estado mecánico de las unidades, del estado psicofísico de los conductores o de su falta de habilitación”.
Se promueve la ampliación de los supuestos que dan lugar al secuestro de los vehículos afectados al transporte de pasajeros y de cargas, cuando se constatare que el estado de la unidad podría poner en riesgo la integridad física de los pasajeros de continuarse prestando el servicio, cuando el chofer no contare con carné habilitante para conducir la unidad o el mismo se hallare vencido, cuando el transportista no poseyese licencia nacional habilitante, siendo ello exigido legalmente, o cuando el chofer no poseyese carné psicofísico.

Infracción.
Para asegurar la continuidad del servicio cuando el auto del secuestro se produzca durante la prestación del mismo, se prevé tal situación, variando su solución según la infracción provenga de una cuestión atinente a la documentación o estado del vehículo o a la documentación inherente al conductor.
En el primer caso, dispone que el transportista deberá poner a disposición de los pasajeros, dentro de los plazos de dos horas, una unidad de similares características que cumplimente los recaudos exigidos, en tanto para el segundo consigna que la continuidad en el servicio será autorizada una vez verificado el reemplazo con las condiciones y documentación requeridas.
Asimismo, otra circunstancia que se pretende incorporar con la reforma impulsada, consiste en disponer la interrupción de la salida de la unidad cuando se verifique la falta de documentación que acredite el cumplimiento de las cargas, contribuciones y aportes previsionales o la misma no se encontrare al día.
La iniciativa, que ingresará en la próxima sesión y se tratará luego en comisión, cuenta también con las firmas de Stella Maris Colla, Raúl Zurbrigk y Lucrecia Barruti.