Proponen crear fideicomiso para la entrega de créditos

TERCER PROYECTO PARA CONTROLAR A LAS FINANCIERAS

El drama de las estafas originadas por las entidades financieras sigue siendo una problemática social de relevancia en la provincia. En momentos de crisis, estas usureras aprovechan la situación para entregar créditos a personas de sectores vulnerables, que precisan comprar alimentos, pagar servicios, o adquirir un transporte, entre otras necesidades.
Al retrasarse en el pago de alguna cuota, las entidades aplican elevados intereses que provocan que la víctima se endeude -muchas veces- de por vida, o tenga que hipotecar sus bienes. Por tal motivo, la mayor cantidad de denuncias que acumula Defensa del Consumidor tienen que ver con este mecanismo, y según la titular del organismo, Marisa Casimiro, “de cada 10 consultas, 7 están relacionadas a las financieras”.
En este contexto, actualmente, un grupo de diputados provinciales están trabajando en la redacción de un proyecto de ley, sobre la creación de un fideicomiso, que sea administrado por el Banco de La Pampa, para aquellos individuos que no tengan acceso a créditos formales.

Tres proyectos.
Aunque aún no está presentado, este último sería el tercer proyecto de una gran iniciativa para enfrentar la proliferación y los abusos de las financieras. El primero, que ya es ley (en la votación del mismo únicamente fue rechazado por el bloque de Cambiemos y Mofepa), tiene que ver, sobre todo, con la regulación de las entidades, obligándolas a fijar domicilio en La Pampa.
“Elevamos un poco la vara de control que ya tenía Defensa del Consumidor. Establecimos ciertos condicionamientos para que no hagan prácticas abusivas, y tengan que fijar su domicilio acá para que sean identificadas. Es ley pero falta reglamentarla”, explicó Espartaco Marín, autor de la iniciativa y presidente del Bloque Justicialista.
El segundo proyecto, del cual es autor el mismo diputado y, también, Martín Berhongaray y Luis Solana (ambos del Bloque Frepam), está actualmente en tratamiento en las comisiones pertinentes, y propone fijar una tasa de interés de hasta el 15% en relación a lo que fije el Banco de La Pampa. “Hemos hablado con el Ministerio Público Fiscal, con jueces y con la Procelac, y nos dieron su visión favorable. Vamos a citar a algunas financieras también”, adelantó Martín.

Fideicomiso.
“Se plantea tratar de crear un fideicomiso que sirva como fondo que se retroalimente de las multas y prácticas abusivas que se le impongan a las financieras, y que el Banco lo administre para todas las personas que no tengan acceso a créditos formales, por no tener relación contractual estable”, detalló Marín, sobre el proyecto que se está “cocinando”, en diálogo con LA ARENA.
En este sentido, explicó que están proponiendo dividirlo en tres sectores: “Uno para los pequeños emprendimiento o las pymes, otro para los empleados públicos (que tienen abarrotadas las tarjetas de tanta deuda), y el tercero para los monotributistas que no tienen relación contractual”, contó.
Por otro lado, se le consultó cómo evalúa el accionar de la Justicia, ya que en muy pocas oportunidades falla a favor de los consumidores. “Desde el Misterio Público Fiscal no dijeron que hay pocas causas penales por estafas con estas entidades. La mayoría son arreglos extrajudiciales. Las que han avanzado han logrado reducir el pago de la deuda. La mayoría de las financieras termina arreglando con el usuario por la mitad, con lo cual demuestra lo abusiva de las tasas”, respondió el diputado Marín.

Las financieras aprovechan.
Se le preguntó al presidente del Bloque Justicialista si está de acuerdo con la afirmación, expuesta por otras personas, de que las entidades son una de las grandes generadoras de pobreza, y respondió que “en primer lugar lo que genera pobreza son las medidas económicas de este gobierno”.
“A partir de eso -siguió Marín- el resultado es acudir a estas financieras, que es una instancia que no se termina más, porque comienza un círculo cada vez más comprometedor para quienes ingresan a ese circuito, de modo que viven permanentemente endeudados”, dijo.
Asimismo, contó que muchas veces “el sistema de cobro es extrajudicial, y a raíz de eso muchos han perdido el trabajo por esta metodología de cobro. Por otro lado, el que no tiene trabajo, termina hipotecando bienes, porque tercerizan el cobro con matones. Esto por supuesto ayuda a aumentar la pobreza, sin duda”, concluyó el diputado Marín.