Inicio La Pampa Protesta del CEC

Protesta del CEC

"VIOLACIONES LABORALES"

La secretaria de Asuntos Laborales del Centro Empleados de Comercio (CEC), Susana Holgado, informó ayer que el gremio mercantil concreto una protesta que se vio motivada en que «hay varias violaciones a la ley laboral». Añadió que «el manejo verbal con los empleados es malo, ya que utilizan un vocabulario muy ordinario con ellos y tienen gente sin registrar».
La medida de fuerza desarrollada en una pollería de Alvear y Tomás Mason, incluyó la imposibilidad del ingreso de clientes. «Es un problema de larga data, pero es difícil poder encontrar a los empleados sin registrar. En una inspección, como uno puede entrar al sector de manejo de alimentos, en el tiempo que se tarda hasta que te preparan para poder ingresar, sacan a todo el personal sin registrar por otra puerta, para que los inspectores no los puedan ver», dijo Holgado.
Y añadió que «es difícil para los empleados hacer una denuncia, porque la necesidad de trabajo es muy grande. La gente nos dice «yo quiero seguir trabajando, pero estoy en negro'».
Asimismo, la dirigente gremial señaló que «durante la pandemia crecieron las irregularidades en algunos comercios, que se vieron perjudicados, pero este no es el caso. Los que se dedican a la venta de comida, no han sido perjudicados como otros rubros».
«En el caso puntual de esta pollería, nosotros nos comunicamos telefónicamente, después se hizo una reunión, se hizo una audiencia en la que negaron todos los problemas, pero no es así. Otro de los problemas que surgen para los empleados es el de los francos, que se los dan cuando ellos quieren. No tienen un día de franco, que les corresponde por trabajar los sábados a la tarde».

Difícil de comprobar.
Por otro lado, Holgado aseguró que «es muy difícil comprobar el maltrato laboral, en el sentido de que un empleador va a una oficina con el empleado, le puede decir cualquier cosa, y el empleado se va mal. Lo que nosotros vemos es que cuando vienen al gremio muchas veces están desbordados, en una situación crítica».
«Nosotros tratamos de frenarlos, de que se tranquilicen, que vean un médico, porque en algunas situaciones aguantan tanto que terminan enfermándose, o pasa que ves un empleado de muchos años que termina diciendo me voy, porque ya no aguanto más, y eligen renunciar, perdiendo lo que les correspondería por indemnización», concluyó.