Inicio La Pampa "Pudo haber sido una tragedia"

«Pudo haber sido una tragedia»

ATENTADO CONTRA LA COOSPU EN 25 DE MAYO

La Policía y la Justicia investigan un atentado contra la línea de transporte de energía ocurrido durante la semana y que ocasionó un apagón en un sector de la ciudad. Descubrieron que alguien arrojó un implemento, tipo «boleadora», sobre los cables y produjo la salida de servicios. «Es gente que sabía lo que estaba haciendo. Pudo morir alguien», afirmaron desde la Coospu.
El miércoles, imprevistamente, un sector de 25 de Mayo quedó sin energía eléctrica. Operarios de la entidad concurrieron al lugar donde comprobaron que se trataba de un incidente provocado en forma intencional por vándalos.
Oficialmente se informó que hallaron un implemento casero, tipo «boleadora», construida con cables y varias tuercas ensambladas. Lo arrojaron sobre el tendido de energía con el fin de provocar un cortocircuito y suspender el servicio. La acción logró ese efecto inicial, pero tuvo como efecto colateral que cables cayeron y electrificaron un alambrado sobre el que quedaron sostenidos.
Desde la cooperativa local soslayaron que este imprudente y criminal atentado pudo haber causado la muerte de personas. «El alambrado recibe la descarga eléctrica y desengancha instantáneamente el interruptor de dicha línea, si alguien en ese momento hubiera estado tocando el alambrado recibiría la descarga eléctrica», explicaron los técnicos.

Denuncia formal.
Desde la Coospu sospechan que el hecho vandálico ha sido llevado adelante por personas que conocen el oficio. Lo deducen del hecho que los cables con que hicieron la «boleadora» era más grueso a los de la línea que cortaron. Así, al producirse el cortocircuito, en lugar de cortarse el cable del artefacto, el corte se produjo en el de menor diámetro del conductor, es decir el de la línea eléctrica.
Ante estas evidencias, las autoridades de la cooperativa veinticinqueña realizaron una denuncia formal en la tarde de este viernes. Ya está en curso la investigación para esclarecer el atentado.