Inicio La Pampa Pueblada en Victorica por el polémico fallo judicial

Pueblada en Victorica por el polémico fallo judicial

ABUSADOR EN LIBERTAD

El Foro Pampeano por los Derechos de la Niñez y Adolescencia, rechazó la condena de 3 años de prisión de ejecución condicional, sobre el caso de Abuso Sexual Simple agravado por haber sido cometido por un ascendiente. El abusador de una niña de seis años, fue su propio abuelo, un abogado de 65 años. En ese sentido, el Foro pidió la revisión del fallo de la jueza de audiencia de General Pico, María José Gianinetto.
«Sostenemos y tenemos claro que la sociedad pampeana no debe permitir ni avalar este tipo de condenas injustas que de ninguna manera repara el daño generado. Queremos una Justicia justa para niños, niñas y adolescentes dónde la ley se aplique sin prejuicios ni preconceptos y sin contactos de privilegios», indicaron.
Y añadieron que «los abusos dejan huellas difíciles de sobrellevar y sanar, con una vulneración de los derechos que no podemos dejar de considerar. Por todo esto y en pos de una sociedad más justa y más equitativa para niñas, niños y adolescente, este Foro acompaña a la familia de la víctima en su reclamo de justicia», afirmaron.

El caso.
La jueza de audiencia de General Pico, María José Gianinetto, condenó el miércoles a un abogado como autor del delito de abuso sexual simple agravado por haber sido cometido contra su nieta, como delito continuado, a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional. La sociedad de Victorica -donde ocurrió el hecho- estalló de indignación e impotencia al conocer el fallo.
El imputado ya había sido declarado autor material del mencionado delito, al concluir el debate oral, pero como se trató de un juicio de cesura -es decir que el juicio se dividió en dos partes-, ayer se conoció la pena impuesta por el tribunal.
Previamente había quedado probado que, sin poder precisar fecha, pero antes del 17 de julio de 2018, el acusado le realizó, en más de una oportunidad, tocamientos a su nieta por sobre la ropas.
En los alegatos finales, la fiscalía solicitó una pena de cinco años de prisión para el imputado y la querella adhirió a esa petición; mientras que la defensa solicitó tres años de prisión en suspenso.
Gianinetto para fijar la sanción, valoró como atenuantes que el imputado no registra antecedentes condenatorios, que es una persona de trabajo y que «ejerce su profesión de abogado aún al día de hoy, y se encuentra ya jubilado de su labor como profesor». Asimismo, consideró que con su trabajo colabora económicamente con gran parte de su familia, le da trabajo al padre de la damnificada y se hace cargo de las necesidades de sus nietas y nietos y también responde por su hijo mayor, quien posee una discapacidad intelectual.

Valoración.
Agregó que «tampoco puedo dejar de valorar su edad, 65 años, por lo que el efecto de la pena que se imponga será de mayor intensidad a la que podría tener sobre una persona más joven -agregó la magistrada-. A ello se suma el tiempo transcurrido desde la ocurrencia de los hechos, y que a la fecha no existieron noticias de algún tipo de inconveniente entre las partes; sino por el contrario, (el acusado) cumplió debidamente las medidas sustitutivas que le fueron impuestas y se presentó en todas las oportunidades en que fue citado».
Asimismo, Gianinetto expresó que «la fiscalía mencionó, para justificar su pedido, variadas circunstancias que ya se encuentran previstas por la norma, por lo que de considerarlas estaría incurriendo en una doble valoración».
La jueza indicó que «si bien se trató de un delito continuado, habiendo tenido por probada la ocurrencia de hechos de abuso sexual, debo recordar que se trató de la modalidad de abuso sexual simple. Amén del obvio daño que resulta padecer un hecho como el investigado, lo cierto es que el daño causado no ha representado un grado tal que justifique el pedido de la fiscalía». Para ello mencionó las conclusiones de la pericia psicológica efectuada la víctima, donde se hallaron características de «afectación emocional», pero no «traumas o trastornos».

Repercusión nacional
El conocido periodista Mauro Szeta, en su perfil de la red social Twitter, se hizo eco del fallo que dictó Gianinetto, contra un abogado de Victorica. En su posteo, subrayó que «la fiscalía había solicitado una pena de 5 años pero la jueza Gianinetto consideró al acusado una persona de buen concepto social». También mencionó que la magistrada, al momento de evaluar los atenuantes de la conducta delictiva, destacó que el imputado «colabora económicamente con gran parte de su familia» y que «cumplió con las medidas impuestas».

Victorica se movilizó
Una multitud marchó ayer por las calles de Victorica reclamando a la jueza María José Gianinetto que revea su fallo de pena en suspenso contra el abogado abusador de su nieta. Como efecto colateral de la difusión de los medios locales, el director de Radio Loventué, Beto Ayala, recibió dos amenazas anónimas y hay una investigación de oficio en curso.
El fallo de la jueza María José Gianinetto, de solo aplicarle una pena de tres años en suspenso al abogado que abusó de su nieta, generó un rechazo masivo en Victorica. Luego de que los medios reflejaron la situación, vecinas y vecinos inundaron las redes sociales distintos mensajes de desacuerdo y llamaron a movilizarse para reclamar Justicia.
La autoconvocatoria por las redes sociales reunió a unas 400 personas que, munidas de carteles y pidiendo Justicia, se movilizaron y testimoniaron su indignación frente al edificio del Poder Judicial y la casa del condenado.
La convocatoria era para las 17. A esa hora comenzaron a llegar personas. Eran familias enteras, madres, padres, niños, aunque mayoritariamente concurrieron mujeres. Muchos portaban carteles y pancartas con afiches con la cara del abusador que también pegaron en los postes de energía.
No hubo oradores, solo aplausos junto al reclamo a viva voz de Justicia. En un momento comenzaron a avanzar hacia la calle 17 encabezados de un grupo entre los que estaba la madre y los abuelos maternos de la niña damnificada. Cuando arribaron al edificio del Poder Judicial se fijaron los carteles, la mayoría dirigidos a la jueza Gianinetto.
Uno rezaba: “Sra. Jueza ¿si fuera su hija cuál sería la sentencia?”. Mientras cartel señalaba en forma irónica: “Soy abusador pero con una trayectoria impecable”.

Amenaza.
El caso tuvo una grave derivación. En horas del mediodía del miércoles, una vez conocido el fallo, los medios locales salieron a reflejar opiniones y a ventilar la situación. Y en este marco, un periodista, Beto Ayala, director de la Radio Loventué y del espacio digital “Con el Alma Noticias”, recibió una amenaza anónima vía telefónica. Pero en la mañana de ayer, le dejaron, por debajo de la puerta, otro mensaje amenazante mediante una esquela escrita a mano.
Ayala, le contó a Zonal Press detalles del apriete. “Estábamos tratando el tema al aire y entró un llamado de solo tres segundos donde me amenazaron que si seguía con el tema me iban a prender fuego la radio”. El locutor contó que no le dio mayor importancia pero que cumplió con avisar a la policía aunque no hizo la denuncia.
Pero al día siguiente, al llegar para abrir la radio, encontró un papel doblado en cuatro, y cuando lo abrió se encontró con un mensaje manuscrito con letras en mayúscula: “No jodas con Pagella”. “Estas situaciones incomodan y sobre todo cuando el objetivo nuestro es solamente informar y apoyar a la familia de la nena”, opinó.
Sin embargo, ayer, la policía inició una investigación de oficio. Sin dudas que tanto por el llamado, el mensaje escrito a mano, y las cámaras de la zona, son herramientas importantísimas para dar con el o los autores de este grave hecho.