Inicio La Pampa Puesteros desconocen la existencia del EPRC

Puesteros desconocen la existencia del EPRC

LA GUERRA PETROLERA

El corte de acceso a un yacimiento que opera Pampetrol en el suroeste de la provincia, no es por el pago de regalías sino para exigir «respeto» hacia los ocupantes del lugar y a sus propiedades. Así lo aseguró Mario Llantén, integrante de la familia que desde el lunes impide el ingreso de vehículos al yacimiento Medanito Sur.
«Más que un corte es una medida legal que estamos realizando ayer (por el lunes) a partir de las 7 de la mañana, en el cual estuvo el abogado presente hasta las 4 de la tarde, pero no se acercó nadie de Pampetrol. Estamos esperando respuestas», sostuvo Mario Llantén en declaraciones telefónicas que realizó, en horas de la tarde, a través de Radio Noticias.
«El corte es más que nada por respeto a quienes viven en el lugar, más de cuatro generaciones, donde la abuela de mi papá quedó enterrada en el campo, la madre de mi papá, tres hermanos más, y quedaron bajo agua. Porque después se hizo el lago de Casa de Piedra y el cementerio quedó bajo agua», lamentó el hombre.
«Así y todo no respetan, pasó siempre. Desde que empezó Petrolífera Petroleum, siempre fue así, tierra de nadie. Ellos llegan, se meten, le dan el permiso al Ente Provincial, los del Ente Provincial se hacen los dueños, mandan gente de General Roca, de Río Negro, de Catriel, siendo que el Ente Provincial se creó en el año ’62. Al ser tierras fiscales, el gobierno le entregó las tierras al Ente y el Ente hizo desastres», afirmó.
Ello pese a que «en el lote 4 y el lote 23 toda la vida vivió la familia Llantén», según insistió.

Desalojos.
-¿Ustedes se oponen a Pampetrol le pague al Ente Provincial del Río Colorado?
-No, no. Al Ente Provincial no lo reconocemos porque nosotros estamos antes que el Ente Provincial. La abuela de mi papá también está enterrada ahí y la madre de mi papá. Mi papá falleció pero está mi mamá, que tiene 78 años. Nosotros al Ente nunca lo reconocimos como dueño, por eso vienen estos conflictos.
Según contó, el conflicto se disparó luego que un abogado de Pampetrol, al que primero mencionó como Ferrara y luego como Ferrero, «amenazó» al abogado de la familia, un profesional que no es de La Pampa, con que las servidumbres por el uso de la tierra ya no se pagarían a la familia ocupante sino al Ente Provincial del Río Colorado, y que los iban a desalojar del lugar.
«Ellos siempre se creyeron dueños (de esas tierras); viene Pampetrol, viene Americas Petrogas, viene Petrolífera, y así. Lo que estamos haciendo es una medida legal para que nos informen quiénes son los que entran, porque nosotros no entramos a casas ajenas, a robar o a tomar algo que es prestado», graficó.

Servidumbre.
Pese a ello, Llantén insistió en que el problema no es económico ni de legal, sino una reacción ante el comportamiento abusivo de la petrolera hacia quienes viven allí.
«El camión regador es un desastre; no te informan quiénes entran al campo, qué van a realizar, qué vehículos hay; los animales ya no se pueden tener ahí; hay más de 40 pozos en el campo, en la parte de Pampetrol».
-¿Cuánto se cobra por la servidumbre?
-La servidumbre es mensual, es por el daño que se haga por caminos, por el tendido de líneas, por pozos de producción, por cañerías. Lo mínimo debe ser unos 20.000 pesos, más o menos, por pozo. Nosotros tenemos 40 pozos. Pero nosotros no estamos peleando el monto.
«Nosotros lo que más que nada es que si Pampetrol está dispuesto a negociar, hay ONGs, está la Universidad de La Pampa, la Secretaría de Nación, hay entes de flora y fauna. Entonces queremos que ellos determinen el daño que han hecho. Ahí se determinará lo que tendrán que pagar.
«Después saldrá un fallo que dirá qué tienen que remediar, pero hay muchas cosas que ya es imposible remediar», sostuvo.