Inicio La Pampa Puesteros quedaron detenidos

Puesteros quedaron detenidos

ABIGEATO DE CABALLOS EN CASA DE PIEDRA Y PUELCHES

Dos puesteros, uno de la zona de 25 de Mayo y otro de inmediaciones de Casa de Piedra, fueron detenidos días atrás acusados de abigeato. Se hicieron cuatro allanamientos en zonas rurales en los que secuestraron evidencia como algunos equinos, celulares, armas, y otros elementos. Operaban vendiendo carne de caballo en Río Negro y La Pampa. No descartan otras actuaciones.
Así se lo confirmó ayer a LA ARENA el oficial principal Juan Alves, titular de la División Abigeato de la Unidad Regional IV (UR IV). El funcionario policial reveló que la amplia investigación lleva dos semanas de trabajo, y que aún continúa.

La investigación.
La tarea policial demandó más de un mes. «A principios de abril recibimos la primera denuncia de puesteros de la zona de faltante de caballos. Después nos llegó una segunda. A raíz de eso iniciamos una investigación y, ante los resultados positivos, la fiscal Eugenia Bolzan autorizó cuatro allanamientos», reveló.
«Tres en campos de la zona de Casa de Piedra, en campos cercanos al lago. Y otro, el último, el miércoles en Puelches, en el cruce de la ruta a Casa de Piedra que tenían alquilado. Además detuvimos a uno de los sospechosos en plena vía pública de 25 de Mayo donde tiene domicilio, y a otro en un predio rural cerca de Casa de Piedra», relató.
En estos procedimientos lograron reunir una importante cantidad de pruebas que abonan las sospechas y las denuncias. Alves reveló que «en el primer allanamiento encontramos gran cantidad de huesos de cabezas, espinazos, costillares, algunos incinerados, lo que nos hace presuponer que allí los despostaban», indicó.
«En los otros allanamientos logramos recuperar cuatro caballos e incautar una camioneta Ford Ranger y un carro vaquero. También tres carabinas 22 y un revólver 38. Y tres celulares, entre otros elementos», agregó Alves.

Mercado negro.
En la investigación incluyeron la modalidad de comercialización, en la que confirmaron un mercado negro que realizaban en la región. Desde la Policía aseguran que «la carne de caballo en la zona es usada en la elaboración de muchas de las milanesas, empanadas o carne picada que se venden en la zona».
El modus operandi de esta gente sería la sustracción de animales equinos que luego faenaban para comerciar la carne. Aparentemente la distribuían en 25 de Mayo, y en Catriel, General Roca, Villa Regina, estas últimas tres en Río Negro.
Creen que es un sistema ilegal que funcionaba desde antes de la pandemia. Comprobaron, mediante pericias y otros recursos tecnológicos, que solían llevar los caballos en la camioneta y carro vaquero, ahora secuestrados, hasta un sector al sur del embalse de Casa de Piedra, donde el curso es tan bajo que podían cruzarlo caminando o ya la carne desposatada.
«Hemos logrado esclarecer parcialmente estos casos de abigeato, pero seguimos investigando otras pistas. Creemos que hay más en este caso. Para nosotros es vital el trabajo de la División de Análisis de las Telecomunicaciones; a cargo del comisario inspector Temístocles Hilario Torreani, quienes están peritando los celulares», concluyó el oficial Alves.