Inicio La Pampa "Que haya corrupción no es novedad"

«Que haya corrupción no es novedad»

ROBERTO RODRIGUEZ

«Que haya corrupción no es ninguna novedad», afirmó ayer el presidente de la Asamblea Provincial en Defensa de los Ríos, Roberto Rodríguez, luego que un programa televisivo de alcance nacional denunciara los negociados que hay en Mendoza detrás de la construcción de la represa Portezuelo del Viento. «Lo raro es ver que todas las fuerzas políticas de ese lugar están comprometidas y apoyando este proyecto», reflexionó.
La emisión del programa ADN Periodismo Federal del miércoles, conducido por el periodista Tomás Méndez, denunció que detrás del interés del gobierno mendocino de concretar la cuestionada represa se esconden intereses espurios de parte del ex gobernador Alfredo Cornejo de beneficiar a su empresario amigo, Enrique Pescarmona, quien será el principal beneficiado con la construcción del dique. Todo ello atravesado por una intentona separatista que encarna el actual presidente del radicalismo nacional.
«No es una sorpresa, por lo menos para nosotros», aseguró ‘Taragüí’ Rodríguez, presidente de la Asamblea, cuando lo consultaron desde El Aire de la Mañana. «Se sabía que había algo, más que andaba este hombre (Alfredo) Cornejo y (Mauricio) Macri juntos, donde le cede la posibilidad de hacer lo que quiere con el agua que nace en la cordillera, en su propia provincia, (porque piensan que) el agua es de ellos y hacen lo que quieren».
Por ello, el militante reflexionó que la denuncia de «que haya corrupción no es ninguna novedad, ninguna», pero lo que le resulta raro es «es ver que todas las fuerzas políticas de aquel lugar, salvo alguna excepción, están comprometidas y apoyando estos proyectos».
«Yo no creo en la ingenuidad política. ¿Cómo puede ser que todas las fuerzas políticas, incluyendo la que uno mismo milita (el Partido Justicialista), puedan estar formando parte de esta política de Estado absurda, atracadora, secuestradora de agua».
En tono de autocrítica, Rodríguez sostuvo: «Es extraño que partidos solidarios, como sería el peronismo, que nace desde los de más abajo, está poniendo el mismo esfuerzo en defender a los poderosos de Mendoza, porque esto tiene que ver no solo con el acaparamiento de agua, sino también de tierras y de energía, y de los alimentos. Es toda una sola cosmovisión que tienen ellos».
«Estos son modelos que ya están agotados en todo el mundo, pero los separatistas de Mendoza quieren mantener este privilegio», sostuvo.
-¿Podría haber alguna reacción en Mendoza.
-Yo supongo que todo suma. Este clamor popular a veces influye. Así como ellos lograron desarticular la suspensión de la Ley 7.722 de manejo del agua en Mendoza, que venía a favorecer a los monopolios, a las empresas petroleras, al fracking y la megaminería contaminante, se pudo detener gracias a esta movilización.