Inicio La Pampa Quejas de familia porque no había forense en General Acha

Quejas de familia porque no había forense en General Acha

Padres y familiares de quien en vida fuera Tatiana Arellano, entregaron una misiva a este diario dirigida al Ministerio de Gobierno, Justicia y DDHH y otros organismos de la provincia, molestos por las circunstancias vividas posteriores a su fallecimiento.
Una vecina de esta localidad, alrededor de las 19 horas del lunes 29 de marzo, falleció en la vía pública cuando circulaba en bicicleta por el pasaje de la Memoria y el Bicentenario de Jacinto Arauz. Sus familiares alegan que en pocos minutos «fue levantada del lugar por personal hospitalario y policial, para ser llevada a General Acha a realizar la correspondiente
autopsia, comenzando a partir de ahí una terrible odisea, con el consiguiente sufrimiento a veces controlado, a veces descontrolado por la falta de respuestas, ante la falta de empatía y falta de sensibilidad ante una desgracia incomparable».
En la nota, aseguran que «a unos cuantos kilómetros de distancia que separa Jacinto Arauz de General Acha, fue imposible tener el cuerpo de nuestra hija, esposa, cuñada, hermana, sobrina, ahijada, etc, en tiempo y forma para darle cristiana sepultura. Solo cuando la
situación llegó a contar con la presencia familiar en la morgue reclamando que se realice la diligencia (donde se originaron distintas situaciones indeseables), la justicia se dignó a enviar a una forense el miércoles a la mañana a cumplimentar la diligencia, porque en General Acha no había, arribando luego a Jacinto Arauz alrededor de las 14 horas, lo que significa unas 43 horas de sucedido el trágico episodio».
«No había forense disponible en General Acha», manifestaron. «Al parecer la designada en el lugar, se encuentra comprendida en las disposiciones reglamentarias que la exceptúa de trabajar por la existencia de la pandemia. Ahora, ¿es la única?, en todo este tiempo ¿no se ha buscado un reemplazante para realizar este tipo de tareas? ¿Nadie piensa en los familiares que quedamos esperando para tenerla los últimos minutos consigo?».
Finalmente añaden que «ya nadie nos devolverá a Tatiana y no es la cuestión. Solo pedimos que se aclare una situación dolorosa y poco empática, insensible, que sirva de espejo para que se tomen las medidas necesarias para regularizar un estado deficiente, al menos en esta parte de la justicia». Hicieron extensivo el reclamo al gobernador Sergio Ziliotto y al Superior Tribunal de Justicia, «porque tiene que ser de utilidad para que no vuelva a ocurrir».