Quejas por deterioro de calzada

TRAMO COMPLICADO DE LA RUTA NACIONAL 5

El estado de deterioro de la ruta nacional 5, principalmente en el tramo entre Uriburu y Anguil, sigue provocando la queja de los automovilistas. Si bien hace unos días personal de la firma concesionaria de la arteria reparó un sector peligroso -al oeste de Anguil-, hay desniveles y parches que tornan peligrosa la circulación vehicular.
Las averías de la calzada se profundizaron en el último año, luego de las abundantes lluvias que se registraron en la región en los primeros meses de 2017.
La cinta asfáltica, en el tramo que va desde el acceso principal de Uriburu hacia el oeste, hasta inmediaciones del límite de jurisdicción entre Anguil y Santa Rosa, comenzó a deteriorarse, a formarse baches, y si bien la empresa concesionaria de la ruta emparchó las roturas, continúa siendo complicado el tránsito vehicular.
En algunos sectores el pavimento presentaba baches y se emparcharon, quedando desniveles; también se observan ondulaciones en otros tramos; y arreglos que se realizaron en lugares con elevaciones -atraviesan la ruta de sur a norte- y no se pavimentaron, quedando serruchos que a más de 100 kilómetros por hora pueden desestabilizar el vehículo.

Arreglos.
Personal de Cipsa (Corredor de Integración Pampeana SA), concesionaria de la ruta 5, por estos días se encuentra repavimentando el tramo que va desde el acceso de Anguil hacia el este, donde se encuentra el predio del INTA.
En tanto hace unos días, operarios de esa empresa repararon un sector que había quedado con “serruchos”, al oeste de la mencionada localidad. Sin embargo los desniveles y ondulaciones siguen estando y provocan la queja de los automovilistas.
Los trabajos mencionados se llevaron a cabo luego del pedido de la policía de la subcomisaría de Anguil, para evitar que se produzcan siniestros de tránsito. Fue luego de un despiste de un automóvil (un Volkswagen Bora) en el sector mencionado, donde en los últimos meses se registraron otros hechos similares.