Inicio La Pampa Quemú: denunciaron estafas por Whatsapp

Quemú: denunciaron estafas por Whatsapp

DAMNIFICO A DOS VECINOS EN $ 458 MIL

(General Pico) – Las estafas telefónicas o por medios virtuales están a la orden del día pese, a la difusión constante que se hace en los medios. En este caso, a una vecina de Quemú Quemú le robaron una foto de sus redes sociales y crearon una cuenta de Whatsapp con su identidad. De este modo contactaron a sus amigos, y los estafadores se hicieron de una suma de 458 mil pesos.
El fiscal general Armando Agüero, de la segunda circunscripción judicial de la provincia, lleva adelante la investigación de este caso, cuya modalidad delictiva ya no es nueva.
El funcionario judicial piquense indicó a este diario que a una joven le sacaron su foto de perfil de la red social Instagram, y generaron una cuenta de Whatsapp con un perfil falso. Desde número el o los estafadores, comenzaron a mandar mensajes a diferentes números, alertando que ante una situación apremiante, vendía de urgencia una suma de 2.000 dólares.
Pese a que la modalidad ya fue difundida por este medio y que de manera diaria se denuncian estafas similares en los Tribunales piquenses, un amigo de la mujer a quien le robaron la foto, fue víctima de este engaño y depositó una suma de 308 mil pesos en una cuenta bancaria. Otra amiga de la misma joven, depositó un total de 150 mil pesos para la presunta compra de dólares. Los afectados, se dieron cuenta que se había tratado de una estafa, cuando consultaron para ir a retirar los billetes. La presunta vendedora, sorprendida, les advirtió que no había mandado ningún mensaje.

Dos damnificados.
Las fuentes oficiales que fueron consultadas por este medio, indicaron que meses atrás, la damnificada denunció en la comisaría departamental de Quemú Quemú que le habían plagiado la cuenta de Instagram, y que desde ese perfil intentaron contactar a conocidos de ella para pedirles dinero. En aquel momento no lograron el objetivo, pero esta vez se hicieron de poco más de 455 mil pesos.
También pudo averiguar este medio, que uno de los damnificados de esta estafa sería de la provincia de Buenos Aires y no habría radicado ninguna denuncia. La otra damnificada, es una mujer de Santa Rosa que si denunció el hecho.
La cuenta de Whatsapp desde la que contactaron a los damnificados, si bien tenía una foto de la vecina quemuense, pertenecía a un número con característica de Buenos Aires, que para ellos resultaba desconocido. Una vez consumada la estafa, borraron el perfil y sacaron el dinero de la cuenta en la que había sido depositado.