Inicio La Pampa "Quiere imponer una política centralista"

«Quiere imponer una política centralista»

REPRESENTANTE DEL OESTE LE CONTESTO AL DIPUTADO "MACRISTA" MARCOS CUELLE SOBRE LA COPARTICIPACION

El diputado provincial Marcos Cuelle, de la alianza Cambiemos, hace unos días en la discusión por el proyecto de modificación de la Ley 1065 de Coparticipación, fustigó a algunos municipios a los que acusó de realizar «picardías» y acudir a «favoritismos» para sacar ventajas. Ayer, el abogado Diego Beltramino, en representación de siete localidades del oeste pampeano, le salió al cruce. «Cuelle, al mejor estilo macrista, quiere beneficiar a las localidades grandes».
También le pegó, a la pasada, a la intendenta de General Pico, Fernanda Alonso, quien la semana pasada hizo un planteo similar.
Beltramino dialogó con LA ARENA y aclaró que es el representante legal de Algarrobo del Aguila, pero que en esta oportunidad también lo hace en nombre de los municipios de Santa Isabel, La Humada, Puelén, Limay Mahuida, Puelches y Pichi Huinca. Aseguró que piden ser parte en la discusión de la temática.
«Valoramos gratamente la apertura al debate de este tema que nos afecta directamente a todos los pueblos pampeanos en general y a los del oeste pampeano en particular, en donde la actividad económica es escasa y los municipios son la locomotora que hace mover el tren de la economía local. Allí, donde no es negocio para el empresariado brindar un servicio, aparece el Estado Municipal para brindarlo y poner a todos los habitantes de la Provincia de La Pampa en un plano de igualdad en referencia al acceso a sus derechos básicos y al bienestar que se desprende de ellos», dijo.
Recordó que la masa coparticipable se distribuye en los municipios según varios criterios. Ellos son: a) 5% en partes iguales; b) 20% sobre la base de la población respecto al total provincial; c) 40% sobre la base de los recursos propios percibidos por cada municipio respecto al total de ellos; d) 20% en función de lo que cada una participe en el total devengado anual por el impuesto a los vehículos; e) El 15% sobre la base de lo que a cada ejido municipal le corresponda en el devengado anual de valuación fiscal del impuesto inmobiliario.

Coparticipación justa.
Los municipios del oeste plantearon que el proyecto contiene inequidad. «Analizando todo texto que pretenda la modificación de la presente ley, vemos con buenos ojos que el diputado macrista Marcos Cuelle ponga énfasis en la justicia en la distribución como principio rector, pero nos llama poderosamente la atención que solo pretenda modificar el inciso c), beneficiando a las localidades más grandes de la provincia al mejor estilo centralista instaurado por su conductor, el ex presidente Macri haciendo la vista gorda a la hora de notar las injusticias que plantean los demás incisos», aseguró Beltramino.

Impuesto a las Patentes.
Beltramino consideró que es «injusto que se tome el 20% en función de lo que cada municipalidad participe en el total devengado anual del impuesto a los vehículos (patentes). Es injusto porque se le asigna a la cantidad de habitantes prescripta en el inciso b, una segunda valoración, haciéndola superflua. Esto afecta a la generalidad de los municipios chicos, respecto los municipios grandes».
«¿En qué localidad de la provincia de La Pampa la cantidad de vehículos no guarda relación con la cantidad de habitantes? Este criterio de distribución atenta contra el federalismo provincial y la autonomía de los pueblos pequeños de nuestra provincia en general», sostuvo.

Demografía y valuación fiscal.
«Además, consideramos también injusto lo establecido por el inciso e) del artículo cuarto, referido al 15% sobre la base de lo que cada municipio le corresponda en el devengado anual de valuación fiscal del impuesto inmobiliario. En este inciso se realiza una tercera valoración respecto a la cantidad de habitantes -tornándola abusivamente superflua-, ya que lo devengando de valuación fiscal del impuesto inmobiliario, depende directamente de la cantidad de viviendas y esto depende, lógicamente la cantidad de habitantes», indicó.
«Pero no solo nos sentimos agraviados por ese motivo en este punto, además, hay otra cuestión: la del valor de los inmuebles. La valuación de un inmueble en nuestro oeste provincial -o en cualquier pueblo pequeño de nuestra provincia- es infinitamente inferior respecto a la de un inmueble en las grandes ciudades pampeanas, ámbito donde el mercado impone sus reglas y donde el Estado no tiene incumbencia. Ahora bien, cuando ese mercado afecte directamente la autonomía de los Municipios, no permitiremos que sea el mercado quien se imponga por sobre el Estado que debe impartir Justicia en un marco de desigualdad como en el de este punto», criticó.
En medio, Beltramino metió una chicana. «Entendemos la pertenencia macrista del diputado Cuelle, sin embargo no toleraremos que las desigualdades del mercado se impongan, incluso sobre la coparticipación municipal afectando justamente a las localidades más pobres desde el punto de vista del valor inmobiliario», disparó.

Contra Cuelle y Alonso.
El representante legal esgrimió un lema de las políticas que instaló el ex gobernador Carlos Verna. «Le recuerdo al diputado Cuelle que desde nuestro humilde oeste pampeano, no dejamos de reivindicar las palabras de nuestro querido ex gobernador Verna: ‘en La Pampa, no existen pueblos chicos ni pueblos grandes, existen solo pueblos’. Por ese motivo nos suena extraño los dichos de la compañera justicialista e intendenta de General Pico, Fernanda Alonso, haciendo un planteo que va en contra de lo repetido mil veces por nuestro conductor político», señaló.
El vocero de los pueblos mencionados viabilizó un reclamo. «Desde el oeste pampeano, de existir modificación a la ley actual, exigimos la derogación de los incisos d) y s) del artículo 4º de la Ley 1065, que no hacen otra cosa que oprimir a las localidades chicas y pobres del oeste provincial, incentivando el destierro de nuestros jóvenes, llevando pobreza y desolación a localidades donde, como ya manifestamos, los municipios juegan un rol fundamental en la economía local de cada pueblo», consideró.
«Los pueblos chicos pretendemos dejar de ser chicos, los pueblos pobres pretendemos dejar de ser pobres, y los pueblos chicos y pobres pretendemos dejar de estar condenados a la miseria que provoca el destierro de nuestros jóvenes a las grandes ciudades. Fue el diputado Cuelle quien decidió buscar la justicia en lo referido a la distribución realizada por la Ley de Coparticipación, ahora está moralmente obligado a actuar en consecuencia», concluyó Beltramino.