Inicio La Pampa "Quieren desgastar y poner palos"

«Quieren desgastar y poner palos»

LA MUNICIPALIDAD SALIO A RESPONDER A LA OPOSICION POR LOS MICROS URBANOS

«Dudaron de las vacunas, ¿cómo no van a dudar de la compra de 28 micros?», fue la frase que eligió Pablo Echeveste para replicar la denuncia del Frepam por supuestos incumplimientos en el proceso de compra y puesta en marcha de los nuevos colectivos del servicio de transporte urbano de pasajeros en Santa Rosa.
Echeveste, actual secretario de Hacienda del municipio, encabezó ayer a la mañana una conferencia de prensa dedicada exclusivamente a abordar la polémica desatada en estas horas por la denuncia de la oposición comunal, tanto desde la UCR como desde el PRO, respecto a los pasos del proceso de licitación y compra de las 28 unidades.
«Queremos llevar tranquilidad a los usuarios, las unidades van a estar en breve. No incumplimos para nada el pliego y estamos dentro del plazo previsto de 90 días. Hemos dado todos los pasos previstos, pero está muy claro que no hay ninguna ilegalidad ni falta de fondos», aseguró Echeveste.
Y agregó: «Pero estamos en un año electoral y la oposición trata de llevar confusión, quieren desgastar y poner palos en la rueda. Dudaron de las vacunas, ¿cómo no van a dudar de la compra de 28 micros?. Lamentamos que el concejal Pablo Pera (uno de los principales impulsores de las denuncias) no haya estado presente en la visita a la empresa porque ese hubiese sido el momento de evacuar todas las dudas, ver el estado de los micros, conocer el proceso de licitación, consultar sobre los números de patentes».
El secretario de Hacienda estuvo acompañado por el titular del Ente Municipal de Transporte Urbano (EMTU), Emmanuel Alfayate, y por Hernán Montelongo, encargado de Compras y Suministros de la municipalidad.
Echeveste, tal como publicó LA ARENA en su edición de ayer, reiteró que el municipio ya pagó, el 22 de abril, a la empresa Alenco el 40 por ciento mientras que el 60 % restante lo abonará cuando lleguen las nuevas unidades.
«Cuando hicimos los plazos del pliego sabíamos que era un proceso de transición pero nada tiene que ver con que se paga o no paga o si faltan o no faltan fondos. El municipio pagó el 40 por ciento en abril y va a pagar el resto una vez entregada las unidades, se han hecho todos los pasos correspondientes, no estamos incumpliendo el pliego, hay dificultades como en toda transición, pero no existe ilegalidad ni falta de fondos», respondió.

Plazos.
El funcionario detalló que el pliego del contrato con la empresa establece un plazo de 90 días, por lo tanto esa fecha para la entrega se dará en la mitad del mes de julio.
«Los 28 micros no están todos listos desde el primer día que se notifica a la empresa adjudicataria. Hoy estamos dentro del tiempo previsto, por supuesto que entiendo la urgencia y la intención es que los colectivos estén cuanto antes, pero tenemos que trabajar con seriedad y entender que la Municipalidad hoy está con el 30 o el 40 por ciento del personal disponible. Estamos en una situación de pandemia y hay demoras, en cuestiones registrales, en cuestiones operativas pero de ninguna manera estamos incumpliendo el pliego», resaltó. Echeveste, en tanto, reconoció que actualmente hay dificultades en la prestación del servicio porque las nuevas unidades aún no están en circulación mientras que el municipio debe entregar los micros de la empresa que tuvo el servicio hasta hace un tiempo en la ciudad, que es Autobuses Santa Fe.

Servicio diario.
Alfayate, por su parte, afirmó que si la empresa entrega los primeros ocho colectivos los usuarios tendrá el mismo cronograma de marzo pasado y así «volver a la normalidad».
«Las unidades que tenemos van a seguir en la calle, prestando el servicio actual, no nos vamos a quedar sin unidades. Vamos a prestar un servicio de ocho o diez micros y vamos a intentar mantener la frecuencia de 50 minutos. Es cierto que tenemos la complejidad de las unidades que se fueron y las que se rompen, pero ahora no se van a ir más unidades. La ciudad no va a quedar sin servicio como ocurrió en otras ciudades donde se retiraron porque tienen pocos boletos. Nosotros tenemos 500 usuarios por día, es un número bajo pero sabemos que estamos con una reducción importante que va a cambiar en los próximos días», apuntó Alfayate durante el encuentro con los medios.

Pasos por recorrer.
Los funcionarios explicaron que el municipio va recibiendo la comunicación del cronograma de entrega de las unidades «y a partir de allí se va confeccionado la parte administrativa» y los distintos pasos del proceso, «por lo tanto se requiere de cierto tiempo» hasta completar todo.
«La recepción se registra en el concesionario y la Comisión receptora de bienes, en la que participa la oposición, va y chequea que los colectivos sean acordes, que sean los que se establecen en el pliego de contratación y si todo eso está a disposición, se reciben. A partir de allí la municipalidad hará la logística para ir a buscarlos a Buenos Aires», especificó Echeveste.
El titular de Hacienda, en tanto, se mostró molesto con el concejal Pera Ibarguren porque «no fue con la Comisión que visitó al concesionario para verificar las 8 primeras unidades».
«A la Comisión no fue, pero después presentó un recurso de certeza ante una jueza para que le dijeran si la accesibilidad de los colectivos es la que pide el fallo», contestó Echeveste sobre el conflicto judicial que llevan adelante las Organizaciones No Gubernamentales de personas con discapacidad contra la comuna por la accesibilidad en los micros urbanos, algo a lo que el municipio está obligado.

«De manera enfermiza».
El presidente del bloque de concejales del Frejupa, José Carlos Depetris, criticó duramente a sus pares de la oposición por las denuncias por presuntas irregularidades en la llegada de los colectivos del servicio del transporte urbano adquiridos por la municipalidad capitalina.
«La oposición está para controlar pero no para sospechar compulsivamente de manera enfermiza, entiendo que la actitud de la oposición es de mucha falta de respeto y consideración. Hace unos días dijeron que ésta era una gestión (en referencia a la que encabeza Luciano di Nápoli en la comuna) marquetinera. Y quince días atrás nos trataron de cobardes», se quejó Depetris en una entrevista con Radio Noticias.
El edil se mostró ofuscado y dijo que «la época de gestión de ellos (por el Frepam) se diluyó en sus propias manos y no pudieron hacer absolutamente nada». Y agregó: «Que dejen de recibir los influjos de la metrópoli y que hagan una oposición constructiva».