Raid delictivo en Toay

El viernes por la mañana se registraron en la Comisaría Departamental Quinta de esta localidad, diversos llamados a raíz del ingreso y robo originado por 4 jóvenes de entre 16 y 18 años a una despensa y a diversos vehículos aledaños al comercio.
Los malhechores actuaron sobre la calle Moreno en el trazado que va desde Independencia a España y en un “raid delictivo” ingresaron a una despensa en donde robaron mercadería luego de abrir una ventana de aluminio, en una vivienda una bicicleta y de una camioneta que estaba estacionada una caja de herramientas.
En horas de la madrugada, pasadas las 5 de la mañana una vecina se comunicó el número de emergencia 101 para denunciar el faltante “y para alerta haber visto pasar a los asaltantes por la calle”, explicó el comisario, Juan Mendiz.
Luego de ese llamado se registró otro que denunció el hurto de cuchillas y mercadería de una despensa. Con ambas comunicaciones, el personal acudió a rastrillar la zona y pudo dar con dos de los delincuentes en las inmediaciones del predio de la ex fábrica de cerámicos. En el primer acercamiento se pudo recuperar el rodado y posteriormente algunos artículos de mercadería.
Un par de horas más tarde, se efectuó una nueva comunicación a la línea de emergencia para denunciar el robo de una batería sobre la vía pública y que luego también fue recuperada, junto con la demora del tercer individuo en el mismo sector.
Los delincuentes en cuestión son jóvenes de la localidad, uno de ellos menor, de 16 años que luego de ser demorado fue restituido a sus padres. “De los 4 ladrones, 3 fueron identificados y el cuarto se escapó. No lo pudimos encontrar ni a él ni a la caja de herramientas”, amplió Mendiz.

Esclarecimiento.
El jefe de la repartición policial explicó que se actuó “inmediatamente” y que los demorados “enfrentan 3 causas de hurto”.
“Pese a que trataron de esconderse en ese predio, el personal los atrapó con los elementos encima. Si bien se escondieron, y ocultaron varios elementos como la mercadería o las baterías debajo de chapas y ladrillos, cuando el móvil policial detectó el comportamiento que tenían los fue aprehendiendo de a uno”, señaló el comisario.
En la causa interviene la Fiscalía de la Propiedad a cargo de Carlos Ordas.