Inicio La Pampa Raidista regresa tras su aventura en Africa

Raidista regresa tras su aventura en Africa

EL "CROTAMUNDOS" ANDRES PETERS ARRIBA A SANTA ROSA LUEGO DE PEDALEAR POR VARIOS PAISES

El joven Andrés Peters, nacido en Darregueira pero que reside en Santa Rosa, llegaría hoy a la capital pampeana. El raidista, que entre 2017 y 2018 recorrió unos 15 mil kilómetros entre Nicaragua y Tierra del Fuego, cumplió con un nuevo sueño que fue pedalear por varios países del este Africa. Arribó a Ezeiza y allí volvió a montar su bici hasta su pueblo natal, desde donde cumple en estas horas, por rutas pampeanas, el tramo final hasta su hogar santarroseño.
Andrés era un conocido mecánico que ejercía esa profesión en su taller en Santa Rosa, hasta que hace tres años sintió la necesidad de seguir un sueño: viajar. «Me agarró la crisis de los 30 en 2015. Me pregunté si eso que estaba viviendo era lo que quería para mi vida, estaba cansado de todo. Tenía un taller particular y vendí todo lo que tenía para salir de viaje. No me sentía con ganas de sentar cabeza en ese momento. Muchos de mis amigos estaban con sus parejas, pensando en sus casas, sus familias y el auto. Yo sentí que no estaba preparado para todo eso», argumentó.
«Fui a trabajar de instructor de buceo en Panamá pero al tiempo no me gustó el país. Estuvo apenas un mes y medio. Fue entones cuando decidí subir a Costa Rica a probar suerte. Ahí se me ocurrió la idea de regresar a La Pampa en bicicleta», le contó a Radio Noticias en enero de 2017.
«En San José de Costa Rica pasé por una tienda y en la vidriera vi la bicicleta. Pensé ‘tengo que volver a casa’ en bici porque eso me iba a permitir dos cosas: conocer realmente los lugares e intercambiar y conocer a la gente de cada lugar. Me alcanzaba para un pasaje de avión, pero el regreso en bici era otra cosa», dijo. Y lo hizo, recorrió 11 mil kilómetros hasta su terruño.

¿Cómo nació la pasión?
En un video subido a su cuenta en Facebook explicó cómo surgió su pasión viajera. «Cuando una idea loca aparece en la cabeza, permanece y pesa en el corazón, se convierte en un sueño. Y por algo surgen esas ideas», contó.
«Estoy convencido que los sueños nacen para ser cumplidos. No hay que quedarse con las ganas; hay que intentarlo. Y lo mejor no es llegar, sino el camino. La gente con quien uno se cruza porque el contacto humano es increíble. Uno ahí se da cuenta que hay cosas que no tienen valor material. Hay que vivir el sueño y seguir soñando», agregó.
Pero el bichito aventurero había calado hondo en el espíritu de Andrés. En el camino coincidió, en rutas de Perú, con otro raidista, el esloveno Simon Cvencek. El pedalista europeo había partido de Canadá dos años antes y planeaba llegar a Tierra del Fuego. Ocurrió que cuando Andrés volvió a La Pampa decidió acompañar a su amigo y seguir subido a su bicicleta por cuatro meses más en los que recorrieron otros 4 mil kilómetros, era mayo de 2018.

Africa.
El pampeano por adopción, mantuvo latente su inquieta pasión y nació un nuevo sueño: Africa. Tras varios meses de preparativos Peters se lanzó a la aventura hacia la que partió desde Ezeiza el 2 de diciembre de 2018.
El punto de partida en el continente africano fue en la capital de Etiopía, Adís Abeba. Allí el joven armó la bicicleta que llevaba embalada en la bodega del avión y se lanzó por las rutas de ese país.
Andrés circuló en su vehículo a través de Etiopía, cruzó a Kenia, donde visitó Nairobi. De allí se dirigió a Kampala, la capital de Uganda. Su derrotero siguió bordeando el Lago Victoria para internarse en Tanzania a través del mítico parque nacional Serengeti. Y de allí cruzó todo ese país hasta el Océano Indico, hasta la ciudad de Dar es-Salam; desde donde regresó a Argentina vía aérea.
El 10 de marzo Andrés Peters, el «Crotamundos», aterrizó en Ezeiza. Y volvió a armar su bici, a acomodar su «casa rodante», y partió hacia Darregueira. Llegó allí en los primeros días de abril, y donde repuso energías junto a su familia y amigos. Y esta semana subió a la ruta, pasó por Puán, Rivera, Macachín, Miguel Riglos y en estas horas estará en Santa Rosa donde lo esperan la parte pampeana de su enorme legión de amigos.