Inicio La Pampa Reabrieron la calle Falucho

Reabrieron la calle Falucho

Luego de más de siete meses cerrada, la Municipalidad de Santa Rosa reabrió ayer a la circulación vehicular la calle Falucho, en el centro de la ciudad. La apertura ocurrió tras la finalización de las obras de recambio de la red de agua y cloacas que se realizaron luego que una camioneta cayera a un cráter en enero pasado.

Desde ese episodio la comuna decidió encarar la realización una obra de fondo para recambiar la cañería que había colapsado debido al avanzado deterioro que presentaba. Por eso, decidieron contratar a una empresa constructora para solucionar el problema y así evitar nuevos incidentes.

«La verdad es que estamos contentos porque de alguna manera se finaliza el 100% de una obra que iniciamos a causa de una emergencia por la rotura del caño troncal cloacal», celebró el subsecretario de Obras, Arquitectura, Saneamiento y Viales de la comuna santarroseña, Walter Bonneff, al ser consultado por LA ARENA.

Hace algunas semanas, este diario dialogó con el titular de la firma encargada de la obra, Massera Construcciones, quién explicó que el trabajo que encararon fue el recambio de los caños de líquidos cloacales pero también de la red de agua potable.

En cuanto a las cloacas, explicó que hubo que reemplazar un caño primario de 500 milímetros que está enterrado a cuatro metros. Lo mismo hubo que hacer con un colector secundario enterrado a dos metros y es el que recibe los desechos de cada una de las viviendas de la cuadra.

Además, el caño de la red de agua potable, que era de cemento, debió ser reemplazado por otro de PVC, con lo cual la totalidad de las cañerías fue renovada. «Esa red de asbesto cemento data de 40 años de antigüedad, por lo que había llegado al fin de su vida útil», explicó el funcionario municipal.

Obra

Los trabajos en el lugar comenzaron luego de que el 21 de enero pasado un hombre que conducía por Falucho cayó dentro de un profundo cráter ubicado sobre la esquina de la calle Don Bosco. Con financiación del municipio, se contrató a la empresa que ejecutó la obra de saneamiento, que previamente debió realizar trabajos de depresión de la napa freática cuyo nivel estaba un metro y medio por debajo de la calzada hasta bajarlo a los cinco metros bajo tierra.

Según Bonneff, la rotura que originó la obra fue del colector primario ubicado sobre la calle Falucho. Sin embargo, al avanzar en los trabajos comenzaron a evaluar la posibilidad de que haya irregularidades en algún otro tramo del colector. «En la esquina de Chile y Uruguay hay una gran cámara donde se juntan los líquidos y dos caños que los derivan: uno es el que va por Falucho y el otro sigue por Uruguay en dirección a la Laguna Don Tomás», explicó.

Y añadió: «El colapso fue sobre Falucho pero al salir los líquidos en la calzada empezamos a sospechar que la derivación de Uruguay también tenía algún problema. Por eso revisamos el tramo, descubrimos que había irregularidades y decidimos extender la obra para cambiar el tramo que estaba obstruido».

Satisfacción

Durante la consulta con este diario, el funcionario se mostró conforme por el desarrollo de los trabajos y destacó que, si bien no estaba previsto en el plan, el Municipio puso punto final a los trabajos con la aplicación del asfalto sobre la calzada que durante meses permaneció con un gran pozo central y mucha tierra.

«Durante los últimos dos días se asfaltó el tramo de esa calle entre la avenida Uruguay y la calle Escalante. Eso es un plus que nos provoca mucha alegría debido a que ese asfalto se produjo en la planta municipal, que durante la gestión anterior no se utilizó ya que estaba rota», manifestó Bonneff.

Con la conclusión de esa obra, la zona recuperó su movimiento habitual y generó satisfacción entre quienes normalmente circulan por allí, ya que gran parte de las calles fueron reasfaltadas no sólo en el contexto de esa obra sino que también durante la ejecución del plan de asfaltado del casco histórico.