miércoles, 30 septiembre 2020
Inicio La Pampa Reactivaron la comisión de la cuenca del Desaguadero

Reactivaron la comisión de la cuenca del Desaguadero

OTRO CAMBIO DE ACTITUD DEL GOBIERNO NACIONAL

El Gobierno nacional reactivó el trabajo en la comisión de la cuenca del río Desaguadero, que incluye, además de La Pampa a las provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, Buenos Aires y Río Negro. Es una comisión que se formó por impulso de La Pampa y que el anterior gobierno nacional «pisó» todo lo que pudo.

El encuentro de ayer tuvo carácter virtual y contó con la presencia de representantes de la mayoría de las provincias involucradas en esta región hídrica excepto Mendoza y San Juan. Según informó la Agencia Provincial de Noticias, por La Pampa participaron el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, y el director de Políticas Hídricas, Gastón Buss.

El tema central del encuentro fue el inicio de las actividades del estudio integral que determinará, entre otras cuestiones, caudales ambientales en toda la cuenca, esquemas de gestión integral y compartida del agua, y propuestas de medidas estructurales y no estructurales para lograr los fines propuestos dentro de una cuenca con serios inconvenientes en el manejo conjunto del recurso hídrico.

La reunión fue resultado de la insistencia de La Pampa, que desde hace meses viene bregando para reunir a las provincias y avanzar en estudios puntuales sobre las características de la cuenca que permitan, en un futuro cercano, establecer las pautas de manejo del recurso hídrico con la perspectiva puesta de beneficiar a todas sus participantes, y no a unas en detrimento de otras.

La novedad de esta primera reunión fue la ausencia de las provincias de Mendoza y San Juan, quienes son responsables del manejo actual de los principales afluentes del río Desaguadero y su uso totalitario. Esta ausencia «no impide el avance de las tareas, las cuales estarán supervisadas por un grupo de trabajo integrado por un miembro de cada jurisdicción», destacó APN.

El estudio a realizar tendrá 12 meses de duración y dará las pautas básicas para la gestión integrada de la cuenca, en el marco del respectivo comité, que se intenta formalizar con adecuadas funciones y atribuciones.

Estudio pampeano

Este nuevo proyecto contará con el acompañamiento de la Nación y se suma al estudio que la Secretaría de Recursos Hídricos viene desarrollando en el ámbito provincial, con la Universidad Nacional de La Pampa, desde el año 2018.

En el marco del Congreso Pampeano del Agua, desarrollado en marzo de 2018, el entonces gobernador, Carlos Verna, encomendó a la Secretaría de Recursos Hídricos la realización de un estudio para determinar el caudal ambiental del río Desaguadero-Salado-Chadileuvú, y la cuantificación del daño ambiental y socioeconómico causado por el cese del escurrimiento de dicho sistema fluvial.

El estudio se encuentra en la etapa final y tiene características similares al realizado con anterioridad en el cauce del río Atuel. Estaba previsto culminarse en julio de este año pero se vio interrumpido en los últimos meses a causa de la pandemia de COVID-19.

En las etapas desarrolladas se realizó un intenso trabajo de las áreas multidisciplinarias en el terreno, identificando la afectación por la ausencia de escurrimientos sobre cada área (flora, fauna, producción, geología, sociocultural).

Estado del arte

Al momento, el grado de avance del estudio pampeano contempla la definición y descripción de los escenarios de caudal ambiental:

Escenario 1 (E1): Situación actual: El río Salado presenta escurrimientos intermitentes y no se verifican aportes de sus afluentes andinos.
Escenario 2 (E2): Situación de activación parcial: El río Salado presenta escurrimientos que alcanzan el humedal asociado al complejo lagunar de Puelches. No existen escurrimientos en el río Curacó.
Escenario 3 (E3): Situación de activación total por pulsos: El río Salado presenta escurrimientos que alcanzan mediante pulsos al río Colorado.
Escenario 4 (E4): Situación de inundación: El río Salado presenta escurrimientos permanentes con altos caudales que alcanzan al río Colorado. El sistema lagunar de Puelches está completo y los escurrimientos en el río Curacó son permanentes.

Caudales ambientales

Dentro de esta etapa, la próxima actividad es la definición de los respectivos valores de caudal ambiental para cada caso. Luego quedarán por definir los alcances de los daños ambientales y socioeconómicos en el Informe Final, mediante los escenarios descriptos y los valores de caudal determinados.

Esta propuesta integral busca determinar el caudal ambiental del río Salado-Chadileuvú-Curacó y el daño socioeconómico y ambiental ocurrido debido a su carencia, en la jurisdicción de la provincia de La Pampa como parte del sistema fluvial del río Desaguadero-Salado-Chadiluevú-Curacó.

El resultado esperado del estudio pretende establecer pautas y estrategias de gestión de los usos del agua, en base a las cuales sea posible disminuir la vulnerabilidad social y ambiental que caracteriza a dicha cuenca.