Inicio La Pampa Realicó: abundantes lluvias provocaron anegamientos

Realicó: abundantes lluvias provocaron anegamientos

SE PROYECTAN OBRAS PARA EVITAR INCONVENIENTES

El secretario de Planificación y Obras públicas del municipio local, Maximiliano Menjibar, dijo que los anegamientos que se producen en algunos barrios cuando las precipitaciones son muy abundantes en pocos minutos son porque hace muchos años que el sistema de desagües pluviales no tienen mantenimiento. Además faltan obras complementarias como alcantarillas de mayor diámetro para darle velocidad al escurrimiento del agua.
Ayer, en horas de la mañana, luego de la caída de un importante aguacero el canal de desagües de la calle Remedios de Escalada, entre Indios Pampa y Constitución, volvió a tener problemas con el escurrimiento, a pesar de obras de limpieza y profundización realizada por esta gestión de gobierno.
Sobre el tema Menjibar dijo que en los próximos días y cuando las condiciones climáticas lo permitan se reemplazarán los tubos de las existentes alcantarillas. «Se colocarán tubos de mayor diámetro porque los que están colocados son muy pequeños y retienen el escurrimiento del agua. Tenemos que entender que la red de desagües de Realicó es un sistema complejo, que tiene distintos tipos de canales, muchos de tierra, y alcantarillas que están generando los problemas de anegamientos», expresó.
«Desde que se inició la gestión (tres meses) realizamos un relevamiento, detectamos puntos críticos y estamos realizando los primeros trabajos como limpieza y profundización en algunos de ellos. «Durante años no tuvieron mantenimiento, los canales tenían mucho sedimento, malezas, estaban tapados con basura, y lo más grave es que algunas alcantarillas son muy chicas para el crecimiento del pueblo», explicó el funcionario.

Gestionan obras.
Entre las obras más importante en estos meses para prevenir inundaciones fue realizar un profundo mantenimiento de los canales que están en la zona urbana, pero además se profundizó el canal que va desde el paraje denominado «Yacurú» hasta la ruta nacional 188 y que corre paralelo a las vías del ferrocarril. «Ya hemos gestionado ante APA y para mayo o junio se realizaron importantes trabajos en toda la red donde se va a notar la diferencia de escurrimiento con esas obras», indicó.
Además en diálogo con este diario dijo que han realizado gestiones ante la APA y Vialidad Nacional para modificar la alcantarilla ubicada en la ruta nacional 188, en cercanías del Aeródromo local. «Es una alcantarilla muy chica, no tiene profundidad y el agua no tiene la velocidad adecuada la drenar toda el agua que se junta en el bajo del Yacurú».

Planificación.
Consultado por la planificación urbana y las normativas de construcción cuando se realizan loteos y no se respetan los espacios correspondientes para la apertura y continuación de las calles, tales como en San Lorenzo, Primera Junta, entre otros pasajes, donde luego con regímenes de lluvias importantes se generan anegamientos, dijo: «Es muy recurrente este problema, no se respeta ni los códigos de las normativas en el crecimiento de los pueblos o ciudades, se realizan loteos, se construyen viviendas sin cumplir ninguna de las normas y luego se generan estos problemas».
«Es un punto muy importante, en Realicó tenemos muchos casos como en ese sector del pueblo y ahora tenemos que hacer algunos trabajos para evitar inundaciones», agregó.
«Otros de los puntos son los espacios verdes y que muchos vecinos no dejan en los terrenos. Hay que planificar en forma integral y no por separado porque después se generan estos problemas. Estamos hablando de una red y cuando se planifican obras de desagües tienen que ser integral y por sectores, además de que el vecino tiene que cumplir con las normativas vigentes en el tema construcción. Hay que respetar los espacios verdes cuando se construye, la gente se enoja, pero estos lugares permiten absorber gran parte del agua de lluvia. Esa agua que va a la napa no corre por la calle y esa es una forma de que un pueblo crece en forma ordenada», concluyó Menjibar.

Agua y rayos en el norte
Una fuerte tormenta eléctrica se estacionó ayer a la mañana en la zona norte de la provincia y trajo como consecuencia, además de copiosas lluvias, una serie de inconvenientes en el servicio de energía eléctrica y las comunicaciones.
Desde Arata indicaron que hasta el mediodía las lluvias sumaban más de 60 milímetros y que la energía se cortó varias veces, en algunas por espacios prolongados, como consecuencia de la gran cantidad de rayos y descargas del fenómeno climático.
Las descargas sacaron de servicio en varias ocasiones a la subestación transformadora de APE ubicada en la ruta 4, en el acceso a la localidad. Los cortes se reiteraron y hubo caída en la señal de internet, que durante casi toda la mañana estuvo sin funcionar. Recién sobre la hora 12 los aratenses recuperaron el servicio.