Inicio La Pampa "Realmente estamos complicados"

«Realmente estamos complicados»

ASOCIACION DE PRODUCTORES RURALES DE VILLARINO SUR

La Asociación de Productores Rurales de Villarino Sur (Aprovis) hizo público días atrás su preocupación por la situación hídrica del Valle Bonaerense del Río Colorado, que podría provocar que solo se riegue la mitad de los valores históricos de irrigación.
«La realidad marca que realmente estamos complicados -señaló el presidente del Consorcio Hidráulico del Valle Bonaerense del Río Colorado, Luciano Príncipe-. En esta época del año, donde ya no se han dado más lluvias, las perspectivas climáticas para la zona son malas», según informó La Nueva Provincia.
El dirigente dijo que el reparto de agua entre los regantes se volvió muy complejo porque hay menos altura o presión de agua, dada la bajante que está experimentando el Río Colorado, algo que también constituye una preocupación para la provincia de La Pampa, donde el uso, además de productivo, tiene un fuerte componente de consumo humano.
«Las temperaturas tampoco ayudan. Hay algún pronóstico a futuro de posibles precipitaciones, pero no alcanzarían para ningún cultivo», afirmó. Príncipe se mostró preocupado por el impacto que la crisis hídrica del Colorado pueda tener en las economías diarias de los productores, puesto que deben sostener una estructura de empleados y pagar los impuestos. «La verdad es que cada vez es más difícil afrontar todo», aseguró.

Corte anticipado.
Sobre la Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del río Colorado (Corfo) sostuvo que tiene una estructura que mantener repartiendo menos agua, para intentar mantener la infraestructura que tenían antes, pero regando el doble. «Además, el corte de agua será bastante antes de lo que se hizo históricamente. Entonces, realmente el productor está muy complicado», dijo.
Más allá del problema que esto causará al cultivo de la cebolla, que requiere mucha cantidad de agua, Príncipe lamentó que los rindes de trigo que se están dando en la zona de riego sean muy pobres. «Al hecho de no poder hacer todo lo que uno desearía hacer en cuanto a riego se suma la problemática social, y todo esto resulta en un combo complicado en la zona», dijo.

Casa de Piedra.
Este diario informó días atrás que la Corfo había manifestado su alarma ante el bajo nivel de la represa Casa de Piedra. De hecho estimó que si las cosas seguían como ahora, el embalse agotaría sus reservas a corto plazo. La entidad anunció a sus regantes que esta temporada deberían resignar «sectores o cultivos» porque iban a recibir mucha menos agua que en años anteriores. Pese a la crisis, la institución sostuvo que la productividad de la zona se podrá mantener «gracias al manejo coordinado del río».