Inicio La Pampa Reclaman acciones

Reclaman acciones

MUJERES RADICALES

En el marco de un nuevo aniversario de la primera marcha del movimiento «Ni Una Menos», las mujeres radicales pampeanas emitieron un comunicado a través de la Secretaría de la Mujer, Género y Diversidades del Comité Provincial de la UCR. Afirmaron que «la declamación de los derechos de las mujeres y géneros feminizados no es suficiente» y reclaman acciones efectivas contra las violencias y un mayor compromiso democrático.
En su comunicado denunciaron la precarización laboral que sufren las mujeres y que se ha agravado en el contexto de pandemia. «Somos el 92% de las enfermeras, médicas, trabajadoras sociales, administrativas, docentes, cuidadoras y trabajadoras domésticas pero al mismo tiempo somos las que cobramos peores salarios», declararon. Además, afirmaron que el 70% de las mujeres se encuentra en situación de pobreza y que en muchos casos, estas han tenido que abandonar trabajos para sostener la educación de sus hijos.
Otro de los reclamos, transversal a todo el movimiento «Ni Una Menos», es el de la violencia machista. En el comunicado afirmaron: «las mujeres y las identidades de género feminizadas somos también las que sufrimos acoso, persecución, violación, trata y muerte». También destacaron que en Argentina se produce un femicidio cada 35 horas, según datos del Observatorio de la Corte Suprema de la Nación.
La justicia es otro de los ítems que aborda el comunicado de las mujeres radicales. Demandaron una revisión de las prácticas judiciales y exigen que la perspectiva de género sea obligatoria: «la perspectiva de género ya no puede entenderse como una elección personal porque atender las prácticas discriminatorias contra las mujeres y erradicarlas, es nuestro derecho».
Las representantes del Comité Provincial de la UCR también se manifestaron en contra de la obstrucción de acceso a lugares de decisión. A pesar de los logros en cuanto a leyes de paridad de género, afirman que el acceso de las mujeres a posiciones jerárquicas es aún un desafío y que «son pocas las mujeres que ejercen cargos electivos en los órganos ejecutivos, legislativos y judiciales».