Reclaman la “reformulación” del plan económico de Macri

PROTESTA DE ORGANIZACIONES SOCIALES EN SANTA ROSA

Distintas organizaciones y movimientos sociales realizaron ayer una nueva jornada de lucha en Santa Rosa para pedir por “pan y trabajo” en el marco del Día de San Cayetano. Plantearon un panorama crítico en el ámbito social, pidieron respuestas al gobierno nacional y un “cambio” del rumbo económico.
La Corriente Clasista y Combativa (CCC) de La Pampa, el MTE de General Pico, el Desayunador de Villa Germinal y el Movimiento Evita participaron de la protesta que comenzó en la capilla del santo del trabajo, siguió por las avenidas principales y culminó con una olla popular en la plaza San Martín.
También el reclamo se hizo en Casa de Gobierno, donde las organizaciones entregaron un petitorio dirigido al gobernador Carlos Verna con una propuesta de ley para “contener” a los trabajadores de la economía popular y la declaración de la emergencia alimentaria en la provincia.
Leonardo “Tapera” Avendaño, del Frente Peronista Barrial, aseguró que “necesitamos medidas de urgencia porque se achicó el mercado laboral y se viene una ola de despidos mayor porque el ajuste que implementó el gobierno nacional va a ser cada vez peor”.
Además, el dirigente social señaló que las políticas nacionales “forman parte de un plan salvaje y un genocidio social”, con un incremento notable en las cifras de pobreza, indigencia, una situación que se refleja en los comedores y merenderos.
“Los comedores están colapsados y los alimentos no alcanzan. Esa es la realidad. Hay cada vez más chicos y adultos que asisten, por eso decimos que la crisis también llegó a La Pampa, no es que la vemos por televisión”, comentó Avendaño.

Unidad en la lucha.
Walter Brandimarte, de la CCC, afirmó que “es un momento de unidad, de lucha en la calle” para “pedirle al gobierno nacional que pare con el ajuste, que genere puestos de trabajo genuinos con políticas que favorezcan a la gente y una solución para el hambre que es mucho”.
Siguiendo en esa línea, manifestó que “pedimos al gobernador Verna por la necesidad de los pampeanos y que tenga un rol protagónico en la asistencia en la emergencia alimentaria, y de capacitar y proveer a los proyectos productivos de las organizaciones con material y maquinaria para poder salir de este pozo”.
“La realidad es terrible. No esta desbordando, cada vez tenemos más copa de leche y en los desayunadores la situación es crítica. Hay gente buscando comida en los tachos de basura y la clase política tiene que ver eso. Más allá del gobierno nefasto de Macri, los actores son todos, tenemos intendentes y gobernadores que tiene que tratar de satisfacer las necesidades”, comentó el sindicalista.
De la actividad, también participaron Miki Fiol, del Desayunador de Villa Germinal, y Manuel Lazarte, del Movimiento de Trabajadores Excluidos.