Inicio La Pampa Alimentación en época de pandemia: recomiendan "evitar el picoteo"

Alimentación en época de pandemia: recomiendan «evitar el picoteo»

APORTES DE UNA LICENCIADA EN NUTRICIÓN

El aislamiento a que nos obliga la pandemia que afecta al mundo obviamente obliga también a cambiar casi toda nuestra forma acostumbrada de vivir. La alimentación es un rubro que también debiera considerarse.

«Nuestro aporte como nutricionistas debe ser informar sobre las medidas higiénico-sanitarias que se debieran tomar en relación con los alimentos, cómo transitar esta cuarentena lo más saludable posible y acompañar desde nuestro conocimiento y empatía para salir adelante entre todos». María Florencia Bruzzone, licenciada en Nutrición (MP: 2850), en diálogo con este diario se refirió a la mejor manera de alimentarse en estos tiempos, cuáles son los hábitos más convenientes y las medidas higiénico-sanitarias que deben observarse; a la vez que recomendó dejar de lado «el picoteo».

-¿Ante esta pandemia, se deben cambiar hábitos de alimentación?
-Se tienen que mantener hábitos de alimentación saludable. Y si llevábamos un estilo de vida poco saludable, esta es una «buena oportunidad» para realizar cambios positivos para nuestra salud. Debemos comer con moderación e incluir alimentos variados en cada comida, hacer las cuatro principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena), tratando de respetar los horarios; y dos colaciones (media mañana y media tarde) en el caso que pase mucho tiempo entre una comida y otra.

-A mucha gente le da por comer algo en cualquier momento.
-Hay que evitar el picoteo y llegar con mucho hambre a las comidas principales y mantendremos un buen funcionamiento del metabolismo, del tránsito intestinal, mejoraremos nuestros niveles de glucosa y también mantenemos nuestro peso.

-Pero estamos ante una situación muy particular.
-Sí, estamos durante todo el día en nuestras casas, realizando actividades sedentarias como mirar tele, estar frente a la computadora, el celular, leer… actividades que generalmente se acompañan de «algo para picar» que habitualmente son snaks salados o dulces, con elevada concentración de grasas, azúcares y sodio, alimentos poco saludables, que aumentan la ingesta de calorías y disminuyen la de nutrientes buenos. ¡Los debemos evitar!, reemplazar por compoteras con frutas en trocitos, un puñadito de frutas secas (nueces, almendras, castañas, etc.), un vasito de yogur con cereales, una bolsita de cereales(almohaditas, maíz inflado, arroz inflado, cereales integrales) o una fruta.

-¿Qué debe incluir una buena alimentación?
-Alimentos de todos los grupos: frutas, verduras, cereales integrales, carnes, huevos, lácteos, aceites saludables (oliva, maíz, etcétera), frutas secas y semillas; que aportan todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita (vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables)

-¿Y en cuanto a líquidos?
-Tomar abundante cantidad de agua, 2 litros por día equivalen a 8 vasos, evitar bebidas azucaradas como gaseosas o jugos y bebidas alcohólicas, ya que no favorecen una correcta hidratación y aumentan el aporte de calorías. Podemos hacer aguas saborizadas caseras: 1 litro de agua segura, agregamos limón en rodajas, lima, hojas de menta y jengibre.

-¿Algunas otras recomendaciones?
-También se puede consumir diariamente 5 porciones de frutas y verduras de diferentes tipos y colores; al menos medio plato de verduras en almuerzo, medio plato en la cena y 2 ó 3 frutas por día. Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio como fiambres, embutidos, caldos, sopas, conservas. Cocinar sin sal, limitar el agregado de sal a las comidas y evitar el salero en la mesa. Está bien tomar dos tazas de leche por día (en desayuno o merienda) yogures o quesos y preferir los descremados. Consumir solo una porción de carne en el día; y en lo posible 2 ó más veces por semana pescado, otras carnes blancas dos veces por semana y carnes rojas hasta tres veces por semana. Es bueno comer legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca. La papa y la batata lavarlas bien y cocinarlas con cáscara.

-¿Y lo que no es bueno consumir?
-Hay que evitar las frituras. Preferible algo a la plancha, vapor u horno. Utilizar el aceite crudo como condimento y en lo posible alternar aceites (girasol, maíz, soja, girasol u oliva).

-El pan es siempre un atractivo…
-Sí, pero debe ser sólo para acompañar el desayuno o la merienda, es preferible el pan integral o de salvado.

-¿Y actividad física?
-Se recomienda realizar al menos 30 minutos diarios de actividad física moderada continua o fraccionada todos los días, para mantener una vida activa.

-¿Qué recaudos se deben tomar con la comida?
-En estos tiempos de coronavirus es necesario practicar al extremo las medidas higiénico-sanitarias, por lo que debemos planificar de manera inteligente la compra de alimentos. Abastecernos para nutrirnos con alimentos que además tengan las características de permanecer inocuos y perduren durante un tiempo determinado apto para su consumo.

Algunos consejos prácticos

“Según Aadynd (Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas) no existe un tratamiento nutricional específico que evite el contagio del Covid–19, por lo que una alimentación saludable, variada, y de calidad es suficiente para el correcto funcionamiento del sistema inmune”, explicó María Florencia Bruzzone.

Requerida por algunos consejos prácticos, señaló que por ejemplo “cuando llegamos a casa se debieran desinfectar los envoltorios de los alimentos con un paño húmedo en solución de agua con unas gotitas de lavandina; también realizar un correcto lavado de manos al regresar de la compra; previo a la manipulación de alimentos”.

Explicó que “tanto los niños como los adultos deben realizar una alimentación completa y variada de acuerdo a su edad y estado de salud”, y que no hay diferencias en ese sentido.
Además hizo referencia a prácticas higiénicas necesarias durante y después de la compra: usar soluciones a base de alcohol cuando la estemos haciendo, y evitar tocarse la cara. Luego realizar un correcto lavado de manos al volver a casa, y previo a la manipulación de alimentos.

Señaló que frutas y verduras se deberán lavar y poner en remojo durante 15 minutos con 2 a 4 gotas de lavandina por litro de agua. Por supuesto –dijo finalmente– se debe limpiar frecuentemente las superficies donde se preparen las comidas.