Inicio La Pampa Así reconstruyeron el crimen del hombre apuñalado mientras dormía

Así reconstruyeron el crimen del hombre apuñalado mientras dormía

BUSCAN DETERMINAR EL ROL QUE TUVO CADA IMPUTADO EN EL HECHO

Durante la noche del miércoles, se llevó a cabo la reconstrucción del homicidio de Raúl «Garza» Rivas, perpetrado durante la madrugada del jueves 29 de agosto pasado, en el interior de una vivienda ubicada dentro del predio deportivo del club Ranqueles de General Pico. De la diligencia judicial participaron los fiscales Damián Campos, Verónica Campo y Armando Agüero; el juez de control, Heber Pregno; el jefe de la Unidad Regional II, Daniel Guinchianu; demás jefes policiales y personal del cuerpo forense.
La medida de prueba había sido dispuesta durante la audiencia de formalización de la Investigación Fiscal Preparatoria, y se realizó en horas de la noche, para recrear las condiciones de luminosidad del momento del hecho.
El fiscal Campos, en diálogo con LA ARENA, entendió que fue una «buena prueba» y que permitió en cierto modo, ratificar distintos puntos de la teoría del caso que sostiene la Fiscalía.
«La fiscalía lo había pedido dado que los tres imputados habían dado una versión que los ponía en el lugar de los hechos. Esa misma declaración se trasladó al lugar para verificar la mecánica, y ver la factibilidad o no de esas declaraciones. Por eso estuvo presente el médico forense, para que presenciara las declaraciones de cómo fue agredido el damnificado, para ver si se corresponde o no con lo que él encontró en la víctima. Hay algunas diferencias entre lo que declara el imputado mayor de edad («Puchini» Páez, de 19 años), con respecto a las otras dos declaraciones en cuanto al rol que habría tenido el imputado 16 años, que lo coloca dentro de la vivienda con un rol activo. En cambio, el de 16 años se coloca siempre fuera de la vivienda, no teniendo nunca contacto con el fallecido ni la señora. Esa es una de las cuestiones que tenemos que determinar», dijo.

Robo y homicidio.
Rivas fue apuñalado mientras descansaba junto a su pareja Ofelia Gómez, en su domicilio de calles 48 y 25, detrás de la cancha del Club Deportivo Ranqueles de esta ciudad. El hombre, que fue atacado por tres jóvenes que le robaron una suma de 10 mil pesos, recibió dos puntazos en la zona derecha del abdomen y fue trasladado el Hospital Gobernador Centeno.
Desde el centro asistencial se lo derivó a una clínica privada del medio, donde pocas horas después del hecho fue operado. Al día siguiente, se produjo su deceso. Horas más tarde, la policía allanó cuatro domicilios del Barrio Ranqueles. En estos procedimientos demoró a los sospechosos, que fueron formalizados en los Tribunales de esta ciudad.
Durante la reconstrucción declaró de forma separada, cada uno de los tres imputados, Páez, un adolescente de 16 años de edad y un menor de 14 años que será sobreseído por ser inimputable. Luego declaró la pareja de Rivas, quien aseguró que durante la madrugada del hecho, pudo «vio a dos personas dentro de la vivienda».

Ingreso a la vivienda.
Campos indicó que se cree que fue el «menor de 14 años quien ingresó por una pequeña ventana que hay en la habitación, que es una casa rodante que fue adosada a la construcción de material y que da a la cabecera de la cama matrimonial», dado que «tiene la contextura justa para ingresar por ese lugar». En cambio, Páez «tal vez puede ingresar», pero no podría «maniobrar y ser sigiloso», dado que es de cuerpo más grande.
En este sentido, el fiscal añadió que «el chico de 14 años es quien luego abre la puerta del lado de adentro, para que ingrese el mayor de edad, y habrá que ver si también el otro».
Los relatos de los tres imputados, fueron coincidentes en que el menor de 14 años fue quien le asestó las puñaladas mortales a Rivas. Sin embargo, esto será corroborado por el informe forense.
«Esta reconstrucción sirve para tener determinada la autoría material de estas personas, que dieron una versión de cómo ingresaron y contaron detalles concretos que si no son los autores no los podrían haber contado. Ahora habrá que determinar el rol más o menos activo que tuvo cada uno de ellos», dijo.

Conocimiento previo.
El fiscal de la causa además dio cuenta de la relación previa que existía entre Páez, Rivas y su esposa, dado que el joven durante un tiempo fue jugador de Ranqueles y vivió en una habitación contigua a la vivienda de la víctima.
«Los damnificados eran conocidos por Páez porque esta persona había convivido en el lugar con ellos. A la construcción, hay pegada una habitación en la que supo vivir Páez porque incluso jugaba para Deportivo Ranqueles. Esta gente lo conocía muy bien, y él sabía que ellos cobraban una pensión a fin de mes. También sabía por dónde ingresar y cómo los iba a encontrar», mencionó.
El sábado 31 de agosto, el juez Pregno le formalizó la investigación fiscal preparatoria a Páez, por la por la figura de Homicidio en ocasión de robo, agravado por la participación de un menor de edad. Además le dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso. Al menor de 16 años de edad, lo puso a disposición de la jueza de Familia, Alejandra Campos, que dictaminó su internación en el Ipesa. En cuanto al restante, el menor de 14 años y autor material del homicidio, al ser inimputable le dictó la libertad.
«El menor de 14 años, es totalmente inimputable, únicamente está vinculado al proceso porque es objeto de prueba. Por lo tanto va ser sobreseído. Sí tiene un abordaje de contención social de parte de la Provincia y Municipio, por la gravedad del hecho y por la responsabilidad que tiene», finalizó.