Recordaron el sexto aniversario del crimen de Sofía Viale

(General Pico) – La organización Feminista Tamboras del Viento recordó ayer, el sexto aniversario del hallazgo del cuerpo sin vida de la niña Sofía Milagros Viale, de 12 años, quien fuera violada y asesinada por Juan José Janssen en el barrio Ranqueles de General Pico.
La nena faltó de su hogar el 31 de agosto de 2012, luego que saliera de su casa en el barrio Ranqueles a vender panificados que había cocinado su mamá, Noemí Ampudia. Tras más de dos meses de búsqueda y luego que la investigación judicial apuntara las sospechas sobre la misma familia, la menor fue encontrada recién el 5 de noviembre. Estaba enterrada debajo de una parrilla de la casa de Janssen, que vivía a sólo dos cuadras de la vivienda de la familia Viale. Su atacante la había violado y luego asesinado. La policía fue a buscar al homicida, luego que esa misma mañana intentara abusar de otra menor de edad del barrio, quien logró escaparse.
Tras confirmarse el hallazgo del cuerpo de Sofía los vecinos indignados, salieron a las calles enardecidos y arremetieron contra la casa del asesino, contra el edificio de la Comisaría del Menor y contra los tribunales. Incluso el ex fiscal Carlos Salinas, quien era por ese entonces jefes de los fiscales de General Pico, fue atacado esa noche en una confitería del centro.

Investigación errática.
Los investigadores intentaron responsabilizar a la familia por la desaparición y apuntaron a la fuga de una chica y no a un hecho delictivo. Janssen había estado detenido por un abuso sexual en 2011 y había sido beneficiado por una libertad asistida. Tiempo más tarde el violador y asesino fue juzgado en un juicio oral que se desarrolló en la sala del Colegio de Abogados de esta ciudad, a lo largo de dos semanas, ante una fuerte custodia policial. El Tribunal Colegiado, que conformaron los jueces Fabricio Losi, Carlos Pellegrino y Pablo Durigón, condenaron a Janssen a prisión perpetua, tras encontrarlo culpable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal y homicidio calificado cometido para lograr la impunidad, en concurso real. Además le imputaron las figuras de abuso sexual con acceso carnal agravado por la utilización de arma; abuso sexual simple cometido por el encargado de la guarda; lesiones leves y privación ilegítima de la libertad. Durante el proceso también fue enjuiciada la pareja de Janssen, María De los Angeles Dupuy, quien fue absuelta de los cargos de homicidio simple y de encubrimiento agravado.