Inicio La Pampa Recordaron la lucha de Morisoli, D'Atri y Verna

Recordaron la lucha de Morisoli, D’Atri y Verna

"HOY FESTEJAMOS Y MAÑANA HAY QUE PONERSE A TRABAJAR", DIJO EL DIPUTADO HERNAN PEREZ ARAUJO

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, calificó de «histórico» el dictamen de la Corte Suprema de Justicia que estableció un caudal mínimo de 3,2 metros cúbicos para el río Atuel, en el contexto del litigio que esa provincia mantiene con Mendoza. «Es fruto de una lucha de 70 años», destacó el mandatario, quien exigió a Mendoza que cumpla el fallo y «suelte el agua».
El mandatario ofreció una conferencia de prensa este jueves por la tarde junto a representantes de los distintos sectores que han sido y son parte de la lucha en defensa del río Atuel. Durante el encuentro destacaron la lucha de la provincia que tuvo como fruto el dictamen del máximo órgano judicial del país de establecer un caudal mínimo permanente de 3,2 m3/s en el límite interprovincial entre La Pampa y Mendoza.
Junto al mandatario, estuvieron el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri; el titular de la Fundación Chadileuvú, Héctor Gómez; los diputados nacionales Hernán Pérez Araujo y Martín Berhongaray; el presidente de la Comisión de Ríos de la Cámara de Diputados de La Pampa, Espartaco Marín; el presidente de la Asamblea por los Ríos Pampeanos, Roberto Rodríguez; la Fiscal de Estado, Romina Schmidt; Pablo Dornes por la Universidad Nacional de La Pampa, y el Secretario General de la Gobernación, José Vanini.
El primero en tomar la palabra fue el gobernador Ziliotto, quien aseguró que el fallo de la Corte Suprema de Justicia, el cual calificó como «histórico», hizo lugar al reclamo pampeano: que el agua llegue al oeste provincial y que, de esta manera, pueda recomponer el desastre económico, social y ambiental que provocó el corte del río hace más de 70 años.

Caudal mínimo.
«Como ustedes saben la Corte Suprema fijó, en un fallo histórico, un caudal mínimo, permanente, para que escurra el agua y llegue a ambas jurisdicciones. También instó a las partes a llegar a un acuerdo para que se concrete ese caudal, el cual tiene como plazo noventa días. Habla de acciones y de obras», explicó el mandatario sobre el dictamen judicial. Ahora, el próximo paso que tomará La Pampa -según reveló en la conferencia- será pedir que «Mendoza suelte el agua»
«Por eso, seguramente hay obras que ya ha propuesto Mendoza a la Corte, pero también hay acciones y la primera que vamos a demandar, como lo venimos haciendo hace muchísimo tiempo, es que Mendoza suelte el agua», exclamó Ziliotto, quien si bien no quiso brindar precisiones sobre cuándo estima que el río va a correr en territorio pampeano, afirmó: «Soy muy optimista y espero que antes de terminar mi mandato».
Otro de los puntos que destacó fue la ratificación del dictamen del órgano judicial sobre que el Atuel es un río interprovincial. «La Corte dijo que el río no es de Mendoza, sino también de La Pampa, a quien dio la derecha a nuestra provincia al crear un Comité de Cuenca, el cual abarca toda la extensión del cauce», afirmó el mandatario.

Orgullo pampeano.
El mandatario destacó que el logro fue el fruto de «una lucha de 70 años, desde que Mendoza nos robó el río» y que es una batalla de la cual participaron «muchos dirigentes, a pesar de los tragos amargos». Y en ese sentido hizo mención del recientemente fallecido escritor Edgar Morisoli y del ex gobernador Carlos Verna. «De ellos también es este logro», remarcó.
Finalmente, Ziliotto afirmó que «la soberanía hídrica es una bandera que atraviesa a todos los pampeanos, nos unifica en el reclamo más allá de espacios políticos. Por eso hoy, este paso tan trascendental que damos a partir de este fallo, creo que es algo que tiene que enorgullecernos a todos».

«Gran trabajo».
Luego de las palabras del gobernador, el secretario Lastiri fue el encargado de continuar con la conferencia y señaló que con este fallo «se ha concretado una primera etapa en la larga lucha», tanto ambiental como judicial, y que ahora el siguiente paso es que vuelva a correr el agua.
«La Corte tomó casi todos los elementos que La Pampa propuso en la demanda. Y no solo eso, sino que esto refuerza el gran trabajo que hizo la Provincia en el permanente cumplimiento y adaptación de las normas hídricas, ambientales, jurídicas, institucionales para recuperar el agua, cuya falta ha sumido al oeste en una desertificación muy importante en el oeste», indicó el funcionario.
«Creo que La Pampa pasó de un juicio en el año ’79 y que se concretó en el ’87, donde se reconoció la interprovincialidad del río, pero nunca a partir de ese momento tuvimos agua. En ese momento, todos los asesores de la Provincia eran externos y hoy La Pampa logró todos los estudios y la propuesta a través de su Universidad y todos los actores locales que le dieron un sentido de pampeanidad profundo», agregó.
En este sentido, Lastiri sostuvo que «La Pampa pegó un salto cuali y cuantitativo» no solo en cuanto a la situación del río Atuel», sino también «a nivel nacional, en esta lucha por cambiar el manejo y el uso del agua y la consideración ambiental en todo el país».
A su vez, el funcionario reconoció que parte de esta victoria le pertenece a la gestión del ex gobernador Carlos Verna, «pero también la perseverancia y la lucha de Edgar Morisoli y de Raúl D’Atri, quienes dieron muchos saberes sobre esta causa. Por eso, gracias a ellos que hoy no están». En esta línea, el secretario General de la Gobernación, José Vanini, dijo que «lo que hoy se traduce en un fallo es la consecuencia de lo que ha mostrado la provincia en los últimos 20 años».