Recuperan animales exóticos

En un trabajo conjunto entre la Dirección de Recursos Naturales de La Pampa, la Unidad Regional III de la Policía provincial y la Fiscalía de la Segunda Circunscripción se logró recuperar el viernes pasado más de 30 ejemplares de serpientes, gecos y escorpiones exóticos que se encontraban en la localidad de Quemú Quemú, bajo tenencia y comercialización ilegal. “Todo partió de una denuncia anónima”, indicó el subdirector de Recursos Naturales de la provincia, Federico Bruno.
El ingreso de los especimenes a la provincia se realizó de manera irregular y en estos momentos se encuentran resguardados, y bajo minuciosos análisis sanitarios, en el Hospital Escuela de Animales Pequeños de la Facultad de Ciencias Veterinarias (UNLPam), en la ciudad de General Pico. Según fuentes consultadas por LA ARENA, los ejemplares se encontraban en buen estado.
El subdirector de Recursos Naturales de la provincia, Federico Bruno, en declaraciones a este diario, explicó que la investigación se inició luego de una persona realizara denuncia anónima ante la Policía provincial. A partir de allí, se realizaron las diligencias correspondientes y, el viernes pasado, se procedió a llevar adelante el allanamiento en una vivienda donde, no sólo había cerca de 40 animales en cautiverio, sino que también que se producía la cría de algunos especímenes.
“Una vez en el lugar, se constató que la persona, oriunda de Buenos Aires, no tenía los papeles necesarios para justificar el cautiverio. Por ese motivo, se recuperó a los animales y se los trasladó de Quemú Quemú a la ciudad de General Pico”, detalló el funcionario provincial.
Según precisó Bruno, las especies recolectadas están valuadas, en el mercado ilegal, desde los 1.500 pesos para arriba. Esos valores responden a factores como la “rareza” del animal o los costos que tuvieron en el traslado de dichos especimenes.
Por otro lado, se pudo confirmar que ninguno de los animales serían autóctonos de la Argentina, sino que el origen de estas especies serían de otros puntos del globo como países del continente africano y asiático. “Por ese motivo, devolverlas a su hábitat natural es casi imposible porque no son especies nativas del país”, remarcó el funcionario.