Inicio La Pampa Reencuentro en el Bauen

Reencuentro en el Bauen

MUJERES DETENIDAS EN DEVOTO

Unas 300 ex detenidas políticas de la última dictadura de la cárcel de Villa Devoto se encontrarán hoy en Buenos Aires, luego de casi 40 años. La cita se concretará en el Hotel Bauen y entre ellas hay tres pampeanas: Miyi Regazzolli, Cristina Ercoli y Marta Candia -quien permaneció detenida durante los 7 años de dictadura- se encuentran entre las ex presas políticas que pasaron sus días en la cárcel de Villa Devoto por decreto del PEN , sin causa judicial.
Se trata de una autoconvocatoria de un colectivo en el que se identifican más de 1.500 mujeres que pasaron por esa experiencia y resistieron activamente por más de 7 años la crueldad y el castigo sobre ellas, sus hijos y familiares.
Lejos de victimizarse, ellas resaltan el afecto, la alegría de la lucha compartida, y el reconocerse en sus historias y su evolución personal y política luego de 40 años.
Como ocurre con otros encuentros de mujeres, habrá muestra de libros de algunas que son escritoras, homenajes y recuerdos para más de 100 militantes detenidas ya fallecidas -dos que murieron en la cárcel y el resto luego de su liberación-, talleres de intercambio de temas que hacen a la política en sus diferentes aspectos, incluido el feminismo, que ellas practicaron de modo empírico al potenciar toda la inteligencia y habilidad para resistir la crueldad sistemáticamente aplicada por el plan dictatorial de aniquilamiento.
En número de 300 viajarán por sus propios medios desde todas las provincias y también quienes armaron su vida en el exilio, desde España, Suecia, Canadá y Estados Unidos. Repitiendo el ejemplo de compartir y ser solidarias, formaron un fondo común -como también lo hicieron en la cárcel con la comida- pagando pasajes, hotel y comidas, para que ninguna quedara excluida.
Muchas de estas mujeres son hoy las abuelas que acompañan a las pibas a las marchas por el derecho a decidir sobre sus cuerpos. A una mayoría se las ve en actos y movilizaciones sectoriales o generales, cuando no en espacios políticos, gremiales, culturales, vecinales, parlamentarios y hasta en la Corte Suprema de Justicia, como la jueza Carmen Argibay, quien estuvo detenida en Villa devoto en 1976 y falleció en 2014 . Porque -afirman- «la experiencia política y la cárcel nunca se olvidan. Y los afectos que allí nacieron se entrelazan de modo perdurable».

Apoyo y lucha.

Además de la inolvidable experiencia y del gran afecto motivador de este encuentro, hay temas que las animan al debate, como la participación y apoyo a la «Ola Verde» del Movimiento Feminista, el proyecto macrista de demolición de la cárcel de Villa Devoto y la lucha por la libertad a los presos y presas políticas.
Mientras tanto, estas veteranas mujeres setentistas afirman: «aquí estamos, nos quisieron muertas o locas, pero la vida se impone y la lucha por un mundo mejor nos sigue convocando».
Muchas historias de la vida de las prisioneras políticas en Villa Devoto pueden encontrarse en el libro «Nosotras, presas políticas», realizado por un colectivo de cien ex detenidas.