Inicio La Pampa Remodelaron parque y acceso

Remodelaron parque y acceso

TELEN, UN PUEBLO QUE RESPETA LA HISTORIA

El intendente de esta localidad, Emiliano Saúl Echeveste, aprovecha estos tiempos de pandemia para desarrollar trabajos de remodelación y optimización de espacios públicos. Tal es el caso del parque «Los Caldenes de thanan tué» y el acceso «Raúl Ricardo Alfonsín», dos espacios públicos cuyas nominaciones tienen que ver con la historia de la localidad y el país.
El mandatario tiene la decisión de darle una nueva impronta al pueblo. «Finalizamos la refacción y ampliación del parque y quincho municipal, que incluye baños, iluminación, parrillas, mesas, bancos, cestos de basura, cercados de madera, quinchos nuevos, veredas, macetas y limpieza de los tramos de vías. Próximamente en dicho espacio público, pondremos en funcionamiento la ‘zorrita ferroviaria’ e instalaremos cartelería y una nueva ‘estación solar matera'», reveló.
En el lugar la refacción, aledaña al tendido ferroviario, incluyó trabajos de albañiles, electricistas, herreros, pintores, alambradores y empleados municipales. «Felicitaciones a todas y todos, enorme trabajo hicieron», agregó.

Historia y reencuentro.
Explicó que el espacio tiene connotaciones históricas. «El vocablo Telén significa ‘tierra pisoteada’, de ‘thanan’ (pisoteada) y ‘tué'(tierra). Y este lugar queda entre el pueblo de Telén y el paraje Poitahue. Los pueblos originarios decían tierra pisoteada por ser el lugar de ‘travun’ (juntas) de juegos (taba, chueca) y carreras de caballos», explicó.
«El ‘thanan-tué’ se trataba de la guerra como de la paz. Fue uno de los lugares más importantes de la historia Arauco-pampeana. Es allí, que en 1806, Don Luis de la Cruz tuvo la junta con Currupilun, el jefe de las tribus ranquelinas», agregó.
«Nuestros primitivos habitantes danzaban el ‘choyke purum’ festejando el ‘we tripantu’, celebración que dura cuatro días y que es organizada por el lonko o cacique. Esta ceremonia es utilizada por los ranqueles para pedir que no falten alimentos, que sus familias no se enfermen, que los gobernantes tengan mucha sabiduría, que las parejas jóvenes casadas sean fértiles y para renovar su compromiso de cuidar a la ‘ñuke mapu’ (Madre Tierra)», historió.
Echeveste sostuvo que este espacio en «un lugar del reencuentro» de las culturas de los primeros pobladores y los colonizadores que forjaron a la localidad. «La colonización arriba a partir de la década del 1890 con los inmigrantes que poblaron estas tierras: franceses, españoles, italianos, irlandeses; quienes junto a los aborígenes y los gauchos criollos sellaron en Telén en el año 1901 el crisol de razas. Este parque simboliza en nuestro pueblo el compromiso irrenunciable de valorar a los pueblos originarios desde una perspectiva de la diversidad cultural, y es el lugar del reencuentro», expresó.

Acceso Alfonsín.
Otra área pública refaccionada para lograr «una nueva postal de Telén», como señala Echeveste, es el acceso oeste desde la ruta provincial 10. «Finalizamos con la remodelación de la entrada accesoria al pueblo, que consistió en: revoques, colocación de nueva estructura, veredas, pintura e iluminación», indicó.
Justamente en ese sector de empalme de la mencionada vía de ingreso y la ruta 10, se hicieron mejoras. «También construimos el ‘Sitio de descanso para Viajeros’ lindante con la ruta. Allí hicimos parrillas techadas, veredas, mesas, bancos, cestos de basura, luz eléctrica. Sólo queda esperar el riego asfáltico y pintura en dicho acceso a la localidad. Acá también huno un enorme trabajo de los mismos actores», concluyó.