Inicio La Pampa Renunció el director del hospital de Eduardo Castex

Renunció el director del hospital de Eduardo Castex

EN LAS PROXIMAS HORAS SE CONOCERA SU REEMPLAZANTE

El director del Hospital Pablo F. Lacoste de Eduardo Castex, Gustavo López, ayer transmitió a los jefes de servicios que presentará la renuncia al cargo, después de analizar la solicitud de los trabajadores que consideraban que la entidad sanitaria requiere de una conducción «con otro perfil» para mejorar el funcionamiento interno.
Las versiones indican que algunos facultativos esperaban esta resolución, para evitar presentar las renuncias a los cargos que desempeñan en el centro asistencial castense. «En las próximas horas quedará definido el nuevo director porque la institución lo requiere, la comunidad lo merece y en este contexto sanitario no se puede tomar demasiado tiempo para realizar análisis prolongados», admitieron anoche fuentes gubernamentales.
El médico cirujano Gustavo López permaneció en el dirección del hospital castense durante exactamente 15 meses. Había asumido el 6 de enero de 2020, tras la renuncia de la doctora Verónica Cesán. Estuvo al frente del centro asistencial castense desde el inicio de la pandemia, y ahora renunció en las vísperas de la denominada «segunda ola» de Covid-19.
El también ex director del hospital de 25 de Mayo ayer convocó a una reunión de jefes de las distintas áreas del centro asistencial, y también estuvo presente el jefe de Zona Sanitaria 2, Carlos Javier Benítez. Ahí, López transmitió que aceptaba el pedido que habían formulado los trabajadores sanitarios durante el transcurso de la semana pasada, y presentaría la renuncia al cargo para facilitar que desde la cartera sanitaria pampeana determinen rápidamente un reemplazante.

Final anunciado.
La oficialización de la renuncia de López ayer no sorprendió, porque de alistar el funcionamiento interno para la eventual más allá de la segunda ola de la pandemia, esta resolución se esperaba desde la semana pasada. E incluso las autoridades provinciales tenían conocimiento de la situación, dado que el jefe de Zona Sanitaria 2 estuvo la semana pasada en esta localidad, presenciando una reunión donde los jefes de servicios solicitaron la dimisión a López.
En los últimos meses hubo varios factores que contribuyeron a un desgaste de la reunión entre López y los trabajadores hospitalarios. «En buenos términos se le transmitió que era necesario un paso al costado para encausar aspectos internos», explicaron -días atrás- algunas personas que dicen saber lo que ocurrió en este encuentro.
El hospital castense actualmente requiere de una conducción que encause el funcionamiento interno, porque reiterados intentos desestabilizadores internos ya «se llevaron puestos» a dos directores.
La vida interna es vox populi en la comunidad local y las acusaciones entre los trabajadores son parte de «la comidilla» social, con la particularidad que se trata más de diferencias personales -por distintos motivos- que de debates laborales para mejorar la atención de los vecinos, que en última instancia es para lo que el Estado los remunera mensualmente.