Inicio La Pampa Renunció el pastor que le mandó a una feligresa un video masturbándose

Renunció el pastor que le mandó a una feligresa un video masturbándose

CATRIEL

Mientras crece el escándalo y prosigue una causa penal por «exhibiciones obscenas», el pastor evangélico Polo Cerda pidió derecho a réplica en una emisora de esa ciudad rionegrina. El religioso no niega haber grabado oportunamente el video, pero aseguró: «Nunca fue mi intención mandar ese video».
En la madrugada del domingo, en Whatsapp, una mujer, quien es feligresa de la Iglesia Cristiana Internacional publicó un estado indicando que sentía un fuerte dolor de cabeza, el pastor de esa grey, Polo Cerda, se hizo eco y le respondió: «Voy a orar para que Dios la sane», la mujer concluyó diciendo «gracias pastor». El intercambio de mensajes sucedió entre las 0.40 y la 1 de la madrugada. Pero a las 2.25, el pastor le habría enviado a la mujer un video en el que se está masturbando.
Durante el día, la situación, incluido el video, se viralizó en las redes sociales. Por tal motivo, el lunes, la mujer radicó la denuncia penal en la Unidad 9° y la causa está en manos de la fiscal Analía Díaz. La causa está caratulada «exhibiciones obscenas», delito que contempla el artículo 129 del Código Penal.

Versión del pastor.
Ayer el pastor Cerda pidió su derecho a réplica en Radio Alas», donde hizo su descargo. «Es una situación vergonzosa y lamentable, fue un video que se envió sin intención. En la mañana me levanté y vi que se había enviado, lamentablemente sucedió todo lo que se generó después. Nunca fue mi intención molestar a esta señora ni enviar ningún video», dijo.
En su explicación pública dijo que tras mandarle el mensaje de que oraría para que el dolor de cabeza de la mujer desapareciera se acostó. «A la mañana viajé a Cipolletti por trabajo, le iba a enviar un mensaje para saber si se había recuperado y estaba bloqueado, cuando miro el teléfono había un video que teóricamente yo había enviado a ella. La verdad que nunca supe cómo se envió y yo personalmente no lo envié. La llamé por teléfono, envié mensajes por messenger, después me llamó el esposo, estaba muy enojado y lo entiendo», dijo el pastor.

Autocrítica y renuncia.
Cerda admitió haber filmado. «El video es mío, mirando bien estaba ahí (en el celular) y lamentablemente se mandó. Pregunté por todos lados y no me supieron decir cómo se envió, lo único que me dijeron es que Whatsapp tiene un IP, se puede mandar mensajes o cualquier cosa desde allí», argumentó.
El pastor asumió responsabilidades y adelantó que dará un paso al costado en su ministerio. «Vengo a renunciar por motivos personales, dejo el ministerio de pastor, reconociendo que mi actitud no fue correcta para la envergadura de la cual fui llamado. Hoy va a definir el Consejo Pastoral cuando se reúnan y lo que decidan va a estar bien. Doy un paso al costado hasta que salga todo a la luz», concluyó Cerda.

Repudio municipal.
La comuna de Catriel ayer reaccionó de manera institucional. «Desde la Subsecretaría de las Mujeres, Igualdad y Diversidad de la Municipalidad de Catriel queremos manifestar a la comunidad nuestra solidaridad, acompañamiento y puesta a disposición de la mujer que fue víctima del acoso pornográfico de pastor evangélico local. Y posteriormente víctima de los comentarios descalificadores y faltos de toda perspectiva, empatía y sororidad y sentido común, que fueron replicados en las redes», sostuvieron en un comunicado.
«Asimismo, consideramos como aberrante las obscenidades difundidas por él mismo, desde su teléfono celular, tanto como su presentación en diferentes medios pidiendo ‘disculpas’, por lo sucedido. Claramente discurrimos que dichas disculpas o justificaciones solo han servido para reforzar nuestro repudio en torno a los hechos», concluyeron.