Inicio La Pampa "Repudiamos el hecho, pero Bravo es un delincuente"

«Repudiamos el hecho, pero Bravo es un delincuente»

CONCEJALES DEL FREJUPA LE CONTESTARON AL MPV

(25 de Mayo) – Tres concejales del bloque del Frejupa de 25 de Mayo respondieron con extrema dureza la denuncia de sus pares del Movimiento Popular Veinticinqueño (MPV) contra su par Viviana Fernández, por haber ejercido «violencia, amenazas y maltrato» en la persona del presidente del cuerpo, Luis Oga, enojada porque se quejó de que la habían hecho «izar la bandera con un delincuente», en alusión a David Bravo.
Ayer, en una misiva enviada a LA ARENA repudiaron la actitud de su compañera de bancada para con el viceintendente, pero la excusaron de la calificación hacia Bravo porque entienden que «no se equivocó, es un delincuente».

El incidente.
La situación que causó polémica ocurrió en la sesión del 8 de junio cuando la concejala Fernández, junto al edil y ex intendente, David Bravo, fueron designados por Oga para cumplir con el ceremonial de izamiento y arrío de la bandera en el recinto. Esta decisión le habría caído muy mal a Fernández, que tras finalizar la sesión, entró al despacho de Oga -de su mismo bloque- y desató una andanada de recriminaciones con tal alto tono que trascendió a esa oficina. «Me hiciste izar la bandera con un delincuente, y te veía en tu rostro como te sonreías», fue, palabras más o menos, el tenor de la acusación.
Posteriormente los ediles David Bravo y Vanesa Sosa, quienes representan al Movimiento Popular Veinticinqueño, manifestaron su repudio por la supuesta agresión verbal que habría propinado su par Viviana Fernández en la persona del presidente del cuerpo, Luis Miguel Oga, ambos del Frejupa. Lo hicieron a través de un comunicado público donde, además, se solidarizan con el titular del Concejo, y también le reclaman que esta situación «no quede impune».

Respuesta.
Ayer, tres concejales justicialistas se manifestaron a través de una misiva enviada a este diario. En la misma amonestaron a su compañera de bancada, pero desplegaron una batería de duras expresiones contra el ex intendente Bravo.
Los ediles Néstor Padilla, Alexis Orozco y Lucas Muñoz aseguraron que fue una cuestión fuera del recinto y entre dos personas sin agredir al resto de los concejales. «Por esto los integrantes del bloque del Frejupa repudiamos la conducta de nuestra concejal que levantó su voz al presidente del Concejo Deliberante cuando se encontraba en su oficina, hecho que no debe volver a repetirse», expresaron.

«Bravo es delincuente».
No obstante, descartaron que los dichos de Fernández configuren una descalificación gratuita para el ex intendente y concejal Bravo. «Desde el punto de vista jurídico la edila no se equivocó, el concejal es un delincuente (persona que ha cometido un delito-Diccionario Jurídico)», dispararon.
«Es importante hacer una aclaración al respecto: el día 12 de marzo de 2013 el juez Néstor Ralli condena a siete meses de prisión en suspenso y catorce meses de inhabilitación para ejercer cargos públicos a David Bravo por el delito de abuso de autoridad. Con posterioridad, el 23 de febrero de 2016 la Corte Suprema de Justicia de la Nación a través de los doctores Ricardo Luis Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Carlos Maqueda expresó que el recurso extraordinario, cuya denegación origina esta queja, es inadmisible. Por ello se desestima la queja», precisaron.
«Cuando conocimos el comunicado de los concejales del MPV, y después de leer tanta ‘perorata y blableta’, queremos expresar lo siguiente: el concejal Bravo es un delincuente que -además- está procesado en una causa por peculado por un convenio con la Coospu -cuando era intendente- y está procesado en una causa federal por trata de personas», añadieron.

La «antidemocracia».
Padilla, Orozco y Muñoz hicieron una larga enumeración de hechos antidemocráticos que le endilgan a la gestión del MPV que encarnó Bravo entre 2007 y 2015. «Era práctica corriente, casi un ‘deporte’, que el MPV enviara gente a las sesiones del Concejo para ‘apretar e insultar’. La metodología era hacerlos ingresar por el lugar donde se encontraban sentados los concejales que eran insultados y amenazados en voz baja», aseguraron.
«Nunca se escuchó al MPV derramar esa ‘fibra democrática’ que hoy demuestran y repudiar esos hechos. Claro ellos eran el origen de los mismos», concluyeron los concejales del Frejupa.