Inicio La Pampa Repudian a un ex gobernador

Repudian a un ex gobernador

El Gobierno de La Pampa hizo público ayer un repudio a declaraciones que realizó el día anterior Eduardo Ángel Fraire, el último gobernador de facto que tuvo la provincia durante la dictadura militar, quien en una marcha en rechazo a las nuevas restricciones insultó fuertemente al gobernador Sergio Ziliotto.
El mensaje oficial estuvo a cargo del ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Daniel Pablo Bensusán, quien a través de su cuenta de Twitter (@palibensusan) expresó: «Repudio los dichos del ex mandatario durante la dictadura cívico militar en La Pampa, Eduardo Fraire, hacia nuestro gobernador».
Al igual que en Santa Rosa, el pasado miércoles también hubo una marcha en General Pico motivada por un sector vinculado al macrismo contra la suspensión de las clases y las nuevas medidas dictadas por Ziliotto para frenar los contagios de coronavirus en medio de una escalada alarmante de casos positivos.
Allí, uno de los que marchó fue Fraire, que fue abordado por un cronista del portal local En Boca de Todos, que se acercó para consultarle por qué adhería a la manifestación, sin estar al tanto que se trataba de un integrante del último gobierno genocida de la provincia. «Marcho por la libertar, porque queremos ser libres, hacer lo que tengamos que hacer y no lo que nos digan los gobernantes», dijo Fraire.

Repudio.
Con el correr de las horas, las declaraciones del ex gobernador de facto comenzaron a circular a través de las redes hasta llegar a resonar en los pasillos del Centro Cívico. Como se mencionó antes, el encargado de salir a expresar el necesario repudio fue Bensusán, que buscó rechazar las declaraciones de Fraire, que llegó a decir que Ziliotto «es un tipo inútil» y que era necesario el regreso de las clases presenciales.
En esa línea, Bensusán sostuvo: «El uso político de las clases y de nuestras niñas y nuestros niños muestra que no le importa la salud de las y los pampeanos que nosotros priorizamos». Y, en la última línea, agregó: «Esa es la diferencia entre quienes odian y entre quienes gobernamos pensando en la gente».
Fiel al relato típico de los sectores de derecha, el ex mandatario de facto se definió como «productor agropecuario, profesional, tengo 82 años y sigo laburando, no como los que nos Gobiernan, que están llenos de guita y nosotros tenemos que trabajar para mantenerlos».
Eduardo Ángel Fraire es contador. Asumió al frente de la gestión de la última dictadura cívico militar a principios de 1983 y se mantuvo en el cargo hasta diciembre de ese mismo año, cuando retornó la democracia al país y en la provincia asumió el ex gobernador Rubén Hugo Marín.