Repudian despidos y represión

La Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa repudió “enérgicamente los actos represivos ejercidos por fuerzas policiales contra manifestaciones de trabajadoras/es estatales y docentes en las ciudades de Corrientes y Rawson”.
Además, expresó su solidaridad “con las diferentes organizaciones que, en ejercicio de su derecho constitucional, fueron reprimidas por las fuerzas policiales”.
Por otra parte, manifestó el repudio a las medidas de ajuste implementadas por el gobierno nacional en relación al despido del personal de la Agencia Estatal Télam, de la misma forma que se solidarizó con las trabajadoras y los trabajadores despedidos.
La unidad académica se expidió sobre ambas temáticas a través de dos proyectos de declaración que fueron aprobados por unanimidad durante la última sesión del Consejo Directivo, realizada el viernes 29 de junio en la ciudad de Santa Rosa.
Los consejeros y las consejeras recordaron que “el lunes 25 de junio, en la ciudad de Corrientes y en el marco de la jornada de paro general nacional, las fuerzas policiales reprimieron a las/os manifestantes por orden del gobierno provincial. Al día siguiente, en la ciudad de Rawson, Chubut, un grupo de docentes que habían sido citados para discutir en paritaria y luego de una espera de 5 horas comenzaron a manifestarse, sufrieron una desmedida intervención policial que incluyó la utilización de balas de goma y gas pimienta”.

Fundamentos.
En los considerandos, la Facultad destacó que “la derogación de la paritaria nacional docente mediante el DNU N° 52 del 17 de enero de 2018, viola la ley de libertad sindical, la ley de organizaciones sindicales y anula la negociación paritaria del salario nacional. Así, el Estado nacional elude su responsabilidad transfiriendo el conflicto a las provincias y propicia la fragmentación de las demandas de las diversas organizaciones sociales”.
En cuanto al ajuste en la agencia Télam, el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Humanas manifestó que los despidos masivos representan “un ataque del gobierno al periodismo y la comunicación.”
“Esta Facultad forma licenciados y licenciadas en Comunicación Social y, por lo tanto, se afectaría el potencial campo laboral de sus graduados y graduadas”, además de atentar contra “los derechos laborales de los trabajadores y las trabajadoras” y conllevar al “vaciamiento del Estado”, señalaron finalmente en un comunicado de prensa difundido anoche.