miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa Rescataron a un caballo que se cayó a una pileta

Rescataron a un caballo que se cayó a una pileta

SE CAYO A LA PILETA

El buen accionar de un vecino del barrio Villa Las Camelias tuvo un desenlace inesperado este jueves por la tarde, cuando un caballo, al que ingresó en su domicilio para salvarlo de los vehículos que circulan por la avenida Perón, se cayó a la pileta de su patio. El frío y los minutos que el animal pasó en el agua sí le provocaron cierto cansancio y entumecimiento de músculos. El equino estuvo aproximadamente 40 minutos nadando en la piscina, que fue el tiempo aproximado que el personal de Bomberos demoró en los trabajos de rescate. El animal fue socorrido con vida y sin lesiones.
Desde el Cuartel de Bomberos de la Policía informaron a LA ARENA que el episodio ocurrió cerca de las 15.30 en una vivienda de la calle Pensamientos, casi esquina avenida Juan Domingo Perón. Ante el llamado de un vecino, arribaron cuatro funcionarios provistos con los elementos necesarios para rescatar al caballo que se había caído en la pileta escasos minutos antes.
Según confió el hombre a los socorristas, él metió al caballo en su patio para evitar que continuara camino hacia la avenida para salvarlo de los vehículos (y viceversa). Sin embargo el vecino no logró frenar la carrera del animal que ante su descuido terminó nadando en la piscina.

Rescate.

El personal de Bomberos arribó al domicilio con sogas, un tablón con escalones, cinchas y lingas, a los fines de rescatar al equino. Conforme a lo indicado los trabajos demoraron unos 40 minutos. Para poder sacar al animal de la pileta primero le hicieron un bozal con una soga, y después utilizaron el tablón con escalones que sumergieron en la piscina y que ayudó para que el animal se empujara hacia la superficie con la fuerza de sus patas, hasta que salió a la superficie.
«El caballo estaba muy cansado», expresaron desde el Cuartel.

Recurrente.

La presencia de caballos en cercanías a la avenida Perón es algo recurrente. Lo cierto es que casi nunca aparece el responsable de estos animales que salen a pastar en las calles de tierra cercanas a la zona de quintas y que después terminan corriendo cerca de los autos que circulan por la cinta asfáltica.