Inicio La Pampa Un bombero rescató a una perrita de una laguna congelada

Un bombero rescató a una perrita de una laguna congelada

(Victorica) – Un bombero voluntario se metió dentro de una laguna congelada y salvó a un perrita que no podía salir y se estaba ahogando con su cuerpo escarchado. El video que registra el momento del salvamento fue subido a las redes sociales y conmovió a todos. El hecho ocurrió el miércoles a la tarde en el parque «Los Pisaderos» de la localidad de Victorica.
Eran las 17.40 cuando los bomberos fueron convocados al espacio público porque una perra había quedado atrapado en medio de un espejo de agua con temperatura bajo cero. Carlos Pérez es bombero voluntario desde hace once años y fue quien la rescató. «En esta época suele haber muchos patos y aparentemente el animal se metió a la laguna corriendo una de esas aves. Cuando llegamos estaba sostenido con sus patitas de unos juncos con su cabeza afuera, ya no tenía más fuerzas, se estaba ahogando», contó Pérez a LA ARENA.
Los bomberos conocían la zona y la profundidad de la laguna. Como el terreno es muy pantanoso, Pérez se introdujo con un «cabo de vida» que es una cuerda resistente que llevaba en su mano para su seguridad ya que en caso de caída sus compañeros podían tirar de la soga para sacarlo. Además llevaba un «gancho bichero» de 3 metros de alto el cual usaba para medir la profundidad. Desde la orilla caminó más de 20 metros hasta llegar a la mascota que gemía desesperada.
«El agua me llegaba hasta el pecho. La perra ya se hundía, cuando la alcé le volvió el alma al cuerpo», recordó el rescatista y agregó «la tomé entre mis brazos y después se la entregué a un compañero y él se la dio a otra persona».
El operativo de rescate terminó a las 18 con final feliz. Una parte del procedimiento fue filmado por la joven Giovanna Rodríguez y el material subido a Facebook. Se supo que la perra es una cachorra de la raza Collie. Tras su rescate quedó en la vivienda de Gabi Cuevas, quien la alimentó y le dio calor hasta que se recuperó. Más tarde apareció su dueño.
«Salimos fortalecidos cuando salvamos una vida, ya sea de una persona o de un animal. Uno siente que hace bien su trabajo», evaluó Pérez de 37 años de edad. Los victoriquenses felicitaron a los bomberos y celebraron su dedicación a la comunidad.