Residuos patológicos, hasta noviembre

EL CD AVALO UN ACUERDO ENTRE LA COMUNA Y EL GOBIERNO PROVINCIAL

Los concejales y las concejalas de la ciudad aprobaron ayer, sobre tablas, una prórroga hasta el 30 de noviembre de este año en el plazo para recibir residuos patológicos por parte de la ciudad de Santa Rosa. La medida responde a un pedido concreto que realizó el Ministerio de Salud de La Pampa a la comuna local, ya que aún no está listo el nuevo centro de tratamiento de la basura hospitalaria que está en construcción.
La novedad se conoció durante la sesión que se realizó en la mañana de la víspera. La prórroga se aprobó con el apoyo de todos los bloques. El asunto se trató cuando la sesión estaba por finalizar. La concejala Claudia Giorgis (Frepam) pidió ingreso y tratamiento sobre tablas de la prórroga, la cual venía con un despacho de la Comisión de Labor Parlamentaria. La edila informó que el ministro Mario Rubén Kohan había elevado el pedido en cuestión al intendente Leandro Altolaguirre.

Minuto de silencio.
El presidente del CD, Jorge Domínguez había iniciado la sesión solicitando a los presentes un minuto de silencio que se realizó en memoria de Diego Loza, el trabajador municipal que fue víctima de un homicidio ocurrido entre el viernes y el sábado últimos. El hombre, de 34 años, cumplía tareas en las oficinas administrativas de la Terminal de Omnibus y su trágica muerte causó conmoción entre las personas que trabajaban con él.
Antes de iniciar el debate de los asuntos entrados, el radical Marcos Cuelle (Frepam) pidió la palabra para realizar un homenaje al presidente Arturo Umberto Illia, quien gobernó el país entre 1963 y el 28 de junio de 1966, cuando fue derrocado por un golpe militar. El concejal citó declaraciones públicas que realizó años atrás el coronel Luis Perlinger, quien, por orden del Ejército, desalojó a Illia de la Casa de Gobierno: “Entonces el Dr. Illia serenamente avanzó hacia mí y me repitió varias veces: sus hijos se lo van a reprochar. ¡Tenía tanta razón! Hace tiempo que yo me lo reprocho porque entonces caí ingenuamente en la trampa de contribuir a desalojar a un movimiento auténticamente nacional”.
“Simplemente quería recordar este hecho porque, posiblemente, como tantas otras cosas, si no hubiera ocurrido sería otro el país que hoy tendríamos. Recordar esa trágica noche en la cual el más honesto de los presidentes, el más austero de los presidentes, fue derrocado por un golpe militar”, concluyó.