Inicio La Pampa "Resignificó historia de vencidos"

«Resignificó historia de vencidos»

EL ESCRITOR SERGIO DE MATTEO DESTACO LA FIGURA DE EDGAR MORISOLI

El presidente de la Asociación Pampeana de Escritores (APE), Sergio de Matteo, analizó la vida y la obra de Edgar Morisoli, y destacó que fue un hombre «íntegro, con una coherencia que es un ejemplo, construyendo una alternativa al discurso hegemónico, resignificando la historia de los vencidos».
El escritor precisó que la cultura sufrió un «duro golpe» con la muerte de «Muruma» Lucero, y luego con la de Edgar Morisoli. «Uno trata de repensar en esa situación extrema los aportes, lo valioso que ha sido Edgar para la provincia, cuando allá por el año 56 se radica y se arraiga y empieza a producir una obra», indicó.
«Tanto ‘Muruma’ como Edgar, y como muchos de los y las compañeras de esa generación importantísima que ha tenido la provincia, como Julio Colombato, Jorge Echenique, Walter Cazenave, ‘Pinky’ Pumilla, son hombres y mujeres integrales, que más allá de estar situados en un lugar, tenían una visión de lo americano impresionante», agregó en declaraciones al programa «La Parte y el Todo», que se emite hoy a las 22 en CPEtv.
-Integros e integrales. Porque no fue casualidad que sobre ellos se cerniera siempre la censura en los momentos de dictadura. Porque además de ser investigadores tenían una posición política tomada que era siempre incomoda para el poder.
-Quizás lo que uno analiza en estas situaciones, es que muchas veces el intelectual se separa del pueblo, está como en una esfera aparte. En cambio, Edgar, Muruma, Echenique, estaban siempre en las luchas. En Edgar, no había una separación entre lo que escribía, lo que sentía y su militancia. Eso aparece en sus trabajos, toda esa biblioteca de la que él se munía, desde Simón Rodríguez a José Martí, pero sin perder de perspectiva el conocimiento de nuestros pueblos originarios. Y por sobre todo, y creo que esto lo diferencia de muchos intelectuales, él tenía el oído presto a lo que decían los paisanos y las paisanas, la sabiduría popular.

Una mirada épica.
Consultado sobre la obra de Morisoli, De Matteo destacó que «su poética, su mirada del mundo, es épica. Lo que hace es rescatar esos trabajadores, esos obreros, que estaban totalmente postergados y ponerlos en el centro de la escena».
-Edgar siempre nos invita a que reprensemos el relato oficial, el que a todos nos enseñan. El planteaba que la liberación a veces es mirar las cosas de una mirada distinta.
-Sin duda pone en la práctica el planteo de pasar el cepillo a contrapelo de la historia oficial. En el ensayo «¿De quién es el aire?, lo cita a Moreno y Monteagudo. Uno se da cuenta cuál es la biblioteca de Edgar, cuales fueron los hombres y mujeres que lo formaron. De alguna manera también le está pasando la posta a quienes lo leen a él.
-También propone que rediscutamos una historia oficial a partir de los orígenes…
En el último ensayo plantea de alguna manera toda la historia construida por el mitrismo, y está la otra: la de los pensadores populares, los que están arraigados a la tierra. Por eso también aparecen muchos de estos conceptos tan importantes, para nosotros también, cuando él habla de la cátedra del desierto, de la cultura de la resistencia, de la cultura de la adversidad. El está adoptando una posición ideológica, política.
-Lo de la cultura de la adversidad es uno de los hallazgos que él plantea, que tal vez es el más fuerte en términos personales. Porque fue alguien que siempre estuvo ubicado desde la adversidad.
-Siempre desde ahí construyendo de ahí una alternativa al discurso hegemónico, planteando, recuperando y resignificando la historia de los vencidos. Esto es lo que hace Walter Benjamín, de traer aquellos que fueron aplastados, que el poder sigue pisando sobre los muertos, pero siempre hay una chispa que permite el acto revolucionario. En la poesía, en los ensayos, en su actividad cotidiana está. Porque él no estaba separado de su poesía y sus ensayos. Eso era él, por eso era un hombre integral e íntegro, con una coherencia que es un ejemplo. Es una pérdida irreparable para la provincia.

Compartir saberes.
De Matteo destacó la energía de Edgar, que a una edad avanzada visitaba a los niños y niñas de la escuela que hoy lleva su nombre para contarle sobre su obra. «Era un hombre que estaba presto a dar cátedra constantemente, compartiendo sus conocimientos, sus libros, sus experiencias y, por sobre todo, una de las cosas importantes que se pueden ver a través de sus libros es su relación con su familia».
«Margarita Monges presente en muchísimos de sus libros, sus hijos, sus nietos, sus bisnietos. Creo que ahí hay algo importante de esa generación, que se conformó como grupo más allá de las individualidades. Era una generación de lo colectivo, es una de las cosas destacables», opinó.
El presidente de APE afirmó que si bien le «fascina» el trabajo sobre Juan Carlos Bustriazo Ortiz, Morisoli «era un hombre completo». En ese sentido, sostuvo que no se puede «separar la poesía de la ensayística, porque se integran y dialogan». Por estos motivos, consideró que «merece una obra completa» con un «trabajo meticuloso por todo lo que cita, por lo que nombra».