Resuelven una causa judicial en diez días

TENTATIVA Y ROBO

El juez de audiencia de Santa Rosa, Daniel Alfredo Sáez Zamora, condenó a Kevin Gregorio Bustos a tres meses de prisión de cumplimiento efectivo, por ser autor material y penalmente responsable del delito de hurto simple en grado de tentativa, en concurso real con robo simple en grado de tentativa. El imputado tiene antecedentes registrables y la causa se resolvió en 10 días.
Con las pruebas reunidas por la fiscalía, el magistrado dio por probado que el acusado, el sábado 9, “ingresó, sin ejercer fuerza ni violencia” a un domicilio de la calle Tupungato, en Santa Rosa, de donde “sustrajo un cuchillo Stanley con mango negro y un celular Motorola G3”. Bustos fue sorprendido por el dueño de la vivienda, quien le dijo que se detuviera, pero no lo hizo y “salió corriendo por los patios linderos”, según indica la sentencia.
Previamente a ese hecho, intentó entrar en la casa de al lado, “donde dejó rastros de su calzado, rompió el vidrio de una ventana con intenciones de robo -pues se halló en las rejas que protegían la abertura un torniquete hecho con un trapo, lo cual habitualmente se utiliza para violentar las rejas-. No obstante ello, no logró ingresar ni sustraer elemento alguno”.
Una vez cometidos ambos hechos, Bustos se escapó y fue detenido “a dos cuadras del lugar, gracias a las características físicas y de vestimenta brindadas” (un buzo rojo con capucha del club River Plate y un pantalón oscuro) por el propietario de la primera casa. Al momento de su aprehensión “se le secuestró en su poder el cuchillo Stanley y dentro del patrullero que lo trasladó se halló el celular del damnificado”.
El conflicto penal se resolvió por la vía del juicio abreviado, convenido entre el fiscal Carlos Ordas, la defensora oficial Paula Arrigone y el acusado, un albañil de 22 años. Las víctimas, al ser informadas del acuerdo, también prestaron su conformidad.