Inicio La Pampa Retienen a dos camiones con maíz y soja de contrabando

Retienen a dos camiones con maíz y soja de contrabando

25 DE MAYO: CONTRABANDOS PARA FEEDLOT DEL VALLE DE RIO NEGRO

Nuevamente sorprendieron a camiones pampeanos llevando maíz para feedlot del Alto Valle de Río Negro. Eran dos que llevaban, disimulados, cargamentos de maíz y soja en el orden de las 60 toneladas. Quisieron «agarrar dormidos» al personal del puesto Caminero de Puente Dique pasando en horas de la madrugada, pero los uniformados estaban atentos.

Estas cargas son ilegales, pero además alientan la competencia desleal con La Pampa porque son usados para engordar bovinos que insuflan a un mercado al que la carne pampeana no puede ingresar.

En la madrugada de ayer, personal del puesto caminero abortó un contrabando de cereales. De acuerdo a las fuentes policiales, aproximadamente a las 5 horas llegaron al sitio de control dos camiones que circulaban por la ruta nacional 151. Allí confirmaron que habían partido de Eduardo Castex y el destino era la ciudad de General Roca.

En ambos casos, los transportistas destaparon la carga y los agentes solo vieron maíz molido. Pero la eficiencia y experiencia de los policías dio por tierra con las expectativas de engaño sobre la carga: cuando hicieron el calado descubrieron una de las habituales tretas que intentan para contrabandear cereal en grano.

El primero de los camiones, es un antiguo OM Súper Orione (dominio WNU-967) con un acoplado (HQR-279). El conductor dijo que llevaba una carga de maíz partido. Pero al realizar el control la policía descubrió que en el chasis llevaba maíz partido arriba y abajo maíz entero. A su vez constataron que en el acoplado cargaba maíz partido arriba y soja abajo, sin carta de porte ni guía de campaña que ampare la carga, razón por la que se retuvo el rodado pesado con su carga que pesó unas 30 toneladas.

El otro transporte es un camión marca Mercedes Benz (dominio AA-403-ET), que tiraba un acoplado (AA-441-VB). En este caso, el chofer del camión repitió la estrategia de su colega indicando que llevaba maíz molido. Pero al calar, el personal policial constató que en realidad la carga estaba compuesta por una capa mínima de maíz molido encima y debajo maíz entero, sin documentación que justifique la carga real, que en conjunto pesaban unas 30 toneladas.

Ambos vehículos fueron retenidos al igual que la carga y quedaron, en calidad de incautados preventivamente, mientras se desarrollan las actuaciones, en inmediaciones del puesto de control de Puente Dique.

Cuestión de Estado.
El tema es recurrente, aunque hacía algún tiempo que no ocurría. Pero en el último mandato de Carlos Verna, el entonces gobernador, un gran luchador contra los daños económicos que la barrera sanitaria le causó al agro pampeano, lo hizo cuestión de Estado.

El mandatario había advertido ésta situación de desigualdad y entendió que era inaceptable estas acciones, primero porque era ilegal, y, además, porque parecía una burla que en Río Negro engordaran bovinos cuyo destino era el mercado del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, donde la carne de La Pampa estaba excluida.

En febrero de 2019, ante una escalada de estas maniobras, el entonces jefe de la Unidad Regional IV, el comisario mayor Juan Mercado, con motivo de él mismo encontrar un camión cargado de maíz con documentación «trucha» cerca de Puelches, le había contado a este diario que Verna, en forma personal, había bajado línea para que se acentúen los controles de carga.

Estas políticas de estricto control también fueron adoptadas por el aquel entonces, diputado nacional y candidato a gobernador, Sergio Ziliotto, quien durante su campaña el tema en una reciente visita al frigorífico de Bernasconi relacionó la barrera sanitaria con el contrabando de maíz. «Esta es una pelea estratégica. Tenemos muy en claro que la barrera supuestamente sanitaria al sur del Colorado es una barrera comercial, hay intereses económicos que están privilegiando su negocio individual e imposibilitándole a La Pampa de acceder a un mercado nuevo, pero al mismo tiempo dejando de lado al cliente, a los ciudadanos del sur del país que hoy no pueden acceder a un mejor precio y a carnes de calidad», señaló.

Además, denunció que «hay emprendimientos ganaderos al sur del Colorado y eso ha generado un tránsito ilegal de nuestro maíz; por eso también debemos exigirle a los organismos nacionales que controlen eso, porque no solo no nos dejan pasar nuestras carnes al sur, sino que están llevándose la producción de maíz de La Pampa, en forma ilegal, al sur del Colorado».

Modus operandi.
Los dueños de la carga y los camioneros se la saben todas. A veces van con documentación «trucha», otras con documentación en regla pero muy pasados de kilos (los han sorprendidos pasado en 7 hasta 15 mil kilos). Pero también, como en el último caso en 25 de Mayo, encaran sin un solo documento, tratando de encontrar «dormidos» a los policías.

Otra manganeta es declarar que llevan maíz molido; porque la reglamentación dice que para pasar con esta mercadería semiprocesada solo necesitan un remito o factura. ¿Y qué hacen para engañar los controles? Llenan de maíz molido las boquillas para que las caladuras no descubran la verdadera carga que es maíz en grano.

Ante estas realidades, desde hace tiempo, en La Pampa hay fuertes controles camineros para evitar los excesos de carga. Y, además de las precisas instrucciones y capacitación, los funcionarios policiales a cargo de los puestos camineros, en especial de Casa de Piedra y 25 de Mayo, cuentan con elementos técnicos para desalentar este tipo de contrabandos.